Colo Colo agoniza en la Copa

Colo Colo cayó 2 a 0 frente a Palmeiras en el Estadio Monumental y necesitará realizar una hazaña para llegar a semifinales de Copa Libertadores. Los de Héctor Tapia no realizaron un mal partido, pero las pocas respuestas ante la adversidad evidenciaron que los albos no tienen mucho más para competir a nivel internacional.

Sebastián Marcel G.

No era fácil el desafío. En frente tenían a un equipo que ganó sus cuatro partidos anteriores como visitante en esta Copa Libertadores y en canchas difíciles como La Bombonera, el Metropolitano de Barranquilla o La Olla de Asunción.

A eso, agregar que el Monumental vio reducido su aforo por las sanciones recibidas tras el superclásico, que tampoco le permitió contar con sus elementos de animación.

Foto: Ricardo Cerda/CSD Colo Colo

Durante el inicio, se vio a un Colo Colo ahogado e impreciso en la salida, acusando la falta de fútbol por el receso del campeonato nacional por fiestas patrias y fecha FIFA. Bastaron sólo tres minutos para que Bruno Henrique abriera el marcador tras un derechazo que hizo inútil la estirada de Orión luego de una serie de combinaciones entre Dudú, Borja y Moisés.

Ya era negocio para los de Scolari, convirtieron un gol de visita y estaban arriba en el marcador casi al inicio. A partir de allí se instalaron en su campo a esperar a los albos que carecieron de ideas para romper el cerrojo brasileño.

Foto: Ricardo Cerda – CSD Colo Colo

Colo Colo mejoró mucho de la mano de un brillante Jorge Valdivia, pero jamás elaboraron una jugada que les permitiera llegar con claridad al arco rival. Por las orillas no ganaron casi nunca sus duelos, obligando a Paredes y Lucas Barrios a retroceder muchos metros para tener contacto con el balón.

En el segundo tiempo, los de Tapia se fueron con todo en busca de la igualdad, aunque siempre chocaron con la ordenada zaga que impuso Palmeiras y sus mejores ocasiones vinieron sólo gracias a balones detenidos.

Foto: Ricardo Cerda/CSD Colo Colo

A los 55 se registró un momento histórico en Chile tras una supuesta mano en el área del Verdao que obligó a la intervención del VAR. Andrés Cunha desestimo el cobro, ya que Mayke tenía su brazo pegado al cuerpo y finalmente sería un córner en favor de Colo Colo.

Ante la falta de ocasiones, Tapia dio ingreso a Jaime Valdés por el amonestado Claudio Baeza. No había alcanzado a acomodarse en cancha el Pájarito, cuando Palmeiras liquidó el partido.

Opazo lanzó un centro sin destino que fue aprovechado por los brasileños y de contra pillaron mal parada a la defensa colocolina. Willian se los llevó a todos en velocidad, su remato dio en el palo, pero el rebote le quedó a Dudú y anotó el 2 a 0 definitivo.

Tras el gol, Colo Colo se vio entregado. Los suplentes dejaron de calentar y un Tapia sin reacción dio entrada a Pávez por Barroso, más para cuidar la integridad física del central, que buscar un descuento que dejara abierta la llave.

Foto: Ricardo Cerda / CSD Colo Colo

El VAR actuó de nuevo, esta vez para revisar una fuerte entrada de Damián Pérez sobre Mayke, que finalmente le costó la expulsión al lateral argentino. Colo Colo cayó 2 a 0 como local y está con un pie fuera de la Copa Libertadores.

La derrota es amarga, porque los albos propusieron, pero la planificación de cualquier entrenador se condiciona cuando está en desventaja tan rápido. Jorge Valdivia ha demostrado que no volvió a Chile para retirarse y que aún tiene muchos cartuchos que quemar.

Colo Colo si quiere competir a nivel internacional necesita más ideas. Parece un equipo de 13 jugadores y por eso la dosificación le ha costado tanto. No tiene refresco en ataque y eso se notó al ver que en la banca no había delanteros o alternativas en las bandas.

En frente tuvo a un rival que ha sostenido un proceso manteniendo su columna vertebral de los últimos tres años, tienen un entrenador que es un viejo zorro en esta competición y demostró saber jugarla.

Matiza bien la experiencia de Edu Dracena, el equilibrio de Bruno Henrique o Felipe Melo (que no estuvo por suspensión), la explosión de Willian o Dudú, el talento de Moisés y la frescura en potencia de Borja.

En la banca tiene a Lucas Lima, que fue seleccionado brasileño hace pocos años, Deyverson con paso en varios clubes europeos o Alejandro El Lobo Guerra, campeón con Atlético Nacional de la Libertadores.

Lo adelantó Jorge Valdivia la semana pasada, Palmeiras apostó en el mediano plazo a pelear a nivel sudamericano y la paciencia les está dando resultados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here