Deportes de nieve: ¿Cuáles son las lesiones más frecuentes?

Los deportes de nieve son un excelente panorama en vacaciones de invierno que se puede disfrutar en familia. Siempre es recomendable realizar actividades como el ski o snowboard con prudencia, ya que las caídas y torsiones pueden provocar lesiones en brazos, piernas y cabeza.

PD Chile

Las sensaciones que experimenta una persona al deslizarse por la nieve son muchas, aumentando sus niveles de adrenalina al bajar las laderas nevadas en ski o snowboard, deportes que exigen coordinación y activar la mayoría de los músculos del cuerpo para hacer de cada bajada una experiencia única. Al no tener límite de edad, los deportes de nieve se pueden practicar desde la niñez hasta la tercera edad, integrando a toda la familia en jornadas en que la velocidad y clima extremo son los ingredientes perfectos.

Para cuidar la salud y bienestar de todos al practicar un deporte de nieve,es importante conocer qué lesiones podemos sufrir, sobre todo, teniendo en cuenta que con las nuevas tecnologías aplicadas a las botas de ski, éstas se han trasladado con el tiempo a las rodillas y extremidades superiores, debido a las caídas y torsiones.

“A nivel de rodilla se producen esguinces, que son lesiones de los ligamentos que estabilizan la articulación en esta zona, siendo los más frecuentes los esguinces del ligamento medial, que pueden ser leves, moderados o graves si se rompe totalmente el ligamento”, explica Jaime Catalán, médico Jefe de Traumatología y Ortopedia de Clínica Bupa Santiago.

Otro tipo de lesión frecuente en rodillas es provocada por caídas o torsiones más fuertes, afectando el ligamento cruzado anterior, la cual es considerada grave y frecuentemente requiere tratamiento quirúrgico.

“A nivel de extremidades superiores son frecuentes los esguinces del pulgar, los que se producen por caídas y palanca con el bastón. Este movimiento lesiona el ligamento por el lado interno o medial del pulgar, alterando la función del puño de la mano, en casos de lesiones más graves pueden requerir una intervención quirúrgica”, indica el traumatólogo. 

¿Qué hacer ante un golpe?

Al practicar un deporte de nieve podemos caer de manera inesperada, golpeando diferentes zonas de nuestro cuerpo. Podemos bajar la intensidad del impacto si ocupamos elementos de protección como botas adecuadas, guantes, casco o rodilleras.

A continuación, Claudio Oses, Jefe de Urgencia de Clínica Bupa Santiago, indica qué hacer ante las siguientes situaciones:

  • Golpe en la cabeza: La gravedad de este tipo de lesiónsiempre dependerá de la energía con la que la persona se haya golpeado. Si la caída generó un golpe “común”, el médico recomienda solo tener precauciones estándares como tomar analgésicos si hay dolor y prestar atención a síntomas de alerta como: dolor de cabeza severo, mareos importantes, náuseas o vómitos, desmayos, pérdida de fuerza en extremidades, sueño incontrolable o cambios relevantes en la personalidad. Si el golpe es más fuerte, con compromiso de conciencia -aunque sea por pocos segundos- la persona debe ser evaluada por un médico en un centro asistencial. Para trasladarlo, lo ideal es pedir ayuda a personal capacitado del centro de ski, quienes tomarán las precauciones que requiere movilizar a un paciente que sufrió un trauma encefalocraneano más grave.
  • Golpe en las costillas: Las costillas son huesos muy resistentes, encargados de proteger órganos nobles del tórax, como el corazón, pulmón y otros. Al golpearse en las costillas es muy probable que el impacto solo provoque una contusión, sin fractura. En caso de fractura, el dolor persiste y debe ser evaluado en un centro asistencial. La mayoría de las fracturas costales son de bajo riesgo y el tratamiento consiste principalmente en aplicar analgésicos.
  • Fracturas o esguinces: Tomando en cuenta que los centros de ski quedan alejados de servicios de urgencia, es importante reaccionar de manera adecuada ante una fractura o esguince, lesiones bastante comunes que se pueden generar tras una caída. Para no empeorar el nivel de dolor y lesión, el doctor Oses recomienda “inmovilizar la zona afectada, porque el dolor siempre aumentará al generar movimientos. En estas condiciones , se debe trasladar a la persona a la unidad de emergencia del centro asistencial más cercano”.