Erick Pulgar: el nuevo vértice del triángulo dorado

El oriundo de Antofagasta se ha ganado la confianza de Reinaldo Rueda y la admiración  de la afición a punta de gran juego, depurada técnica y un acople perfecto en el medio campo liderado por Arturo Vidal y Charles Aránguiz.

Dante Comiso

 Con 23 años y 1.87 de estatura viene precedido de una destacada campaña en el  Bologna FC de la Serie A Italiana donde es titular indiscutido y dueño de todas los balones detenidos (tiros libres y penales). Incluso, los tifosi bologneses lo apodan “El Frío”, por su temple y efectividad para meterla adentro desde los 12 pasos.

La Copa América Brasil 2019 ha sido la vitrina perfecta donde Erick Pulgar ha podido mostrar todas sus llamativas cualidades, atributos futbolísticos y la experiencia que la liga italiana le ha entregado con el sello del gran Sinisa Mihajlovic como entrenador.

Por sus grandes actuaciones en la fase de grupos y en cuartos, ha sido mencionado por la prensa deportiva especializada como uno de los jugadores más destacados de la Roja y varios clubes de Europa ya están siguiendo sus pasos a través de las decenas de scouts desplegados en Brasil.

El antofagastino ha puesto su joven impronta al medio campo chileno donde no le ha pesado la camiseta ni menos ser el reemplazo de un grande como Marcelo Diaz. Con una zurda prodigiosa, se ha impuesto a los rivales con salidas limpias, transiciones rápidas, precisos cambios de frente sumado también la fiereza, cuando se ha debido trancar con todo, tal como vimos contra Uruguay y Colombia.

El próximo miércoles contra Perú será pieza fundamental para pasar a la final y con total certeza podemos acreditar que Pulgar ya  se graduó para entrar al triángulo dorado de la Roja de la mano de Arturo Vidal y Charles Aránguiz.