Ante 9.908 personas, Unión Española dio vuelta un partido que parecía tenía controlado Colo Colo. De la mano de un brillante Tobías Figueroa y un tremendo juego colectivo en el segundo tiempo, los hispanos se quedaron con los tres puntos y llena de dudas al elenco de Tito Tapia de cara al trascendental duelo que jugarán el jueves frente a Atlético Nacional.

Sebastián Marcel G.

Era un partido especial el que se jugaba en la catedral del fútbol chileno. El elenco popular necesitaba ver alternativas y ganar confianza de cara a su compromiso por Copa Libertadores. En la otra vereda, el local vivió su aniversario 121 el 18 de mayo, por lo que un triunfo era muy especial para sus hinchas.

Foto de Ricardo Cerda

Lo había adelantado Tapia en la semana, tenía que dosificar el equipo pensando en su duelo con Atlético Nacional, por lo que paró una formación mixta en Santa Laura. Dejó en la banca a Esteban Paredes y Jaime Valdés, no citó a Jorge Valdivia y aprovechó de darle minutos a Felipe Campos, Gabriel Suazo, Nicolás Maturana, Octavio Rivero y Nicolás Orellana.

La apuesta daba resultados, Colo Colo dominó en los primeros minutos, avisando lo que pretendía gracias a dos remates de Maturana. El zurdo ex Palestino habilita a Rivero y no desaprovecha la oportunidad abriendo el marcador a los 18’.

Foto de Ricardo Cerda

Pero con el gol de inmediato vino el relajo albo y los locales también aceleraron su ritmo. Galdames, Aránguiz y Dávila empezaron a adueñarse del mediocampo, Jaime y Tello tuvieron ocasiones, pero malas decisiones en los últimos metros evitaron la igualdad.

Lo tuvo Figueroa con un cabezazo, pero Orión estuvo notable desviando el balón al poste. Los de Palermo terminaron mucho mejor el primer tiempo y el cacique agradeció el pitazo que marcaba el final de la primera etapa.

Para peor, Julio Barroso se torció feo su pie y tuvo que ser reemplazado por Insaurralde, obligando a Tapia a quemar un cartucho antes de lo previsto. Sufrió una esguince grado 2 y su semestre llega a su fin.

Foto de Ricardo Cerda

En el complemento se vio nuevamente a Colo Colo controlando el partido, avisaba Rivero con un disparo que elevó. Suazo quedó solo frente a Guerra tras un error de Galdames, quiso definir de lujo y el balón se fue por arriba.

Tapia decide echarle mano a un Paredes en estado de gracia y la jugada le dio frutos 8 minutos más tarde, luego que el Tanque clavara al ángulo un disparo desde fuera del área. Un golazo que es el 203 en primera división y puso por un momento calma en los albos.

Foto de Ricardo Cerda

Rivero tuvo el 3 a 0 en un mano a mano, pero desvió y Unión entendió que ya era el momento de buscar. Comienza el show de Figueroa, un problema sin solución para Zaldivia y les devolvió la vida a los 66’, repitiendo a los 78’.

El argentino le está dando caza a Paredes en la tabla de goleadores y está a un tanto de igualarlo con 11 anotaciones. Unión mostró trabajo, pundonor y trazos de buen fútbol que le permitieron dar vuelta el partido gracias a la anotación del recién ingresado Israel Poblete.

Publimetro

Sobre el final, los albos lamentaron la expulsión de un descontrolado Zaldivia y las amarillas a Insaurralde y Paredes, que los dejará fuera del pleito frente a Unión la Calera. Por la lesión de Barroso, Tapia no dispone de centrales para el final de la primera rueda.

Concluido el encuentro, Tapia tuvo que explicar las modificaciones realizadas: “Quedamos condicionados con dos sustituciones obligadas. Una fue la de Julio (Barroso) y la otra de Claudio (Baeza). Más cuando se tiene un desgaste de todo el torneo y de lo de mitad de semana“.

Fue consultado por lo de Baeza, ya que el equipo sintió su salida: “Tenía que salir, estaba con una molestia en la rodilla. Si se hubiese dado de otra forma quizás hacíamos otros cambios o los mismos no sé. Todos son demasiado importantes. Disculpas a la gente y corregir los errores“.

La figura del partido, Tobías Figueroa, aprovechó de dar sus impresiones: “El equipo necesitaba una victoria, más hoy en el aniversario del club, así que teníamos que reaccionar“.

El argentino destacó la actitud de su escuadra y declaró que siempre confío en sus posibilidades: “Se hizo un sacrificio muy grande ante un rival completo con jugadores de jerarquía. Íbamos perdiendo y apareció la unión de este plantel, estoy contento“.

Tratamos de mantener la tranquilidad hasta que nos salieran los goles. Habíamos terminado el primer tiempo mejor que ellos, así que sabíamos que se nos iban a abrir los espacios“, concluyó el goleador hispano.

El resultado fue un premio justo para un elenco que buscó con insistencia en un partido parejo, con un claro dominador en el complemento. Colo Colo tuvo una decaída justo en la previa de su partido más importante del semestre, poniendo fin al invicto del nuevo ciclo de Héctor Tapia.

9.908 espectadores asistieron a Santa Laura para ver el triunfo de Unión Española