Ante los ojos de 15 mil personas que asistieron al recorrido entre los cerros Cárcel y Cerro Alegre, el rider brasilero se llevó por primera vez la corona de la histórica carrera, dejando en segundo lugar al chileno Felipe Agurto y en el tercer puesto al francés Adrien Loron.

 PD Chile

El clásico del puerto regresó este domingo con una infartante carrera. Más de 15 mil personas se reunieron en las calles de la ciudad para presenciar la vigésima edición de Red Bull Valparaíso Cerro Abajo, la competencia de descenso urbano más extrema de la región, que este año coronó al rider brasilero Lucas Borba como campeón, con un descenso perfecto que completó en 2:18:674 minutos.

“Mucha adrenalina, mucha velocidad. Fue una carrera increíble, rapidísima e inesperada. El rey del puerto ahora es brasileño y soy yo, así que estoy muy feliz”, comentó Borba tras finalizar la bajada, siendo ésta su cuarta incursión en Valparaíso, y con ella, la primera vez que Brasil se queda con el título.

Si bien este año muchos esperaban ver una definición por el primer lugar entre el chileno Pedro Ferreira, bicampeón de la carrera; y el checo Tomas Slavík, tricampeón de Red Bull Valparaíso Cerro Abajo; poco a poco este escenario se fue desvaneciendo.

Primero cuando la carta nacional no logró un tiempo que lo ubicara en el “hot seat”, y luego cuando el rider checo quedó fuera de competencia tras romperse la cadena de su bicicleta a los poco segundos de su largada.

Ante los ánimos del público, el título estuvo a tan solo centésimas de segundos de quedarse en casa, ya que durante gran parte de la competencia y hasta su final, un emocionado Felipe Agurto lideraba la carrera.

El deportista oriundo de Curacaví había logrado un increíble tiempo de descenso (2:18:855), que lo ubicó en la cima del podio, situación que se mantuvo además ante inesperadas caídas y accidentes que dejaron fuera de competencia a grandes riders, como al alemán Johannes Fischbach, a los colombianos Camilo Sánchez y Sebastián Holguín y, por supuesto, a Slavík. No obstante, Agurto fue el mejor chileno de la competencia (también lo fue en la edición pasada), y prometió volver el próximo año para ganarla.