¡Cuidado! Si subes montañas sin protección ocular, podrías quedar ciego

11

Según estudios oftalmológicos, por sobre los 6 mil metros de altura se produce una serie de cambios en el ojo que pueden traducirse en distintos trastornos, por lo que es muy importante mantener los controles anuales y revisiones preventivas de éstos.

PD Chile

En el último tiempo, más y más chilenos – y sobre todo santiaguinos- están aprovechando nuestro generoso relieve, haciendo del montañismo un deporte cada vez más masivo. Así como también, es cada vez mayor la cantidad de pilotos que egresan.

Si bien ambos índices son positivos, también hay ciertas preocupaciones que adoptar.

Según el Dr. Víctor Ortiz, de la Clínica Oftalmológica Providencia, cerca de un 30% de las personas que se exponen sobre los 6.000 metros presenta algún grado de retinopatía por altura.

“Se producen cambios en el ojo y en el resto del organismo que llevan a hipoxia e hipoxemia secundaria, desencadenándose, además, mecanismos compensatorios como la hiperventilación, aumento del volumen explosivo, poliglobulia y otros”.

El profesional agrega que hay cierto tipo de cirugías oculares que provocan más cambios en el ojo con la altura.

“La queratotomía radial (tratamiento quirúrgico a afecciones como la miopía), que es una técnica que ya no se usa pero que muchas personas en el mundo fueron sometidas a ella, es la cirugía refractiva que más cambios produce en la altura. Se produce hipermetropía a partir de las horas de exposición, de causa metabólica y reversible, con lo que tienen que tener cuidado los que practican aviación y montañismo”, sostiene Ortiz

El médico de la Clínica Oftalmológica Providencia, sin embargo, aclara que otros tipos de cirugías refractivas no tienen problemas con la altura.

Consejos

Los especialistas recomiendan siempre elegir con mucho cuidado el filtro de los lentes de sol que utilizará en altura.

Para el Dr. Ortíz lo más importante es consultar con un especialista y seguir las recomendaciones que éste disponga a la hora de practicar uno de estos deportes o bien, pilotear en altura.

Lo más importante es consultar con un especialista a la hora de practicar deportes de altura o bien pilotear aeronaves, además de mantener al día sus controles oculares anuales.

Éstas son algunas de las patologías que se asocian a la altura: Ceguera cortical, motilidad ocular y daño por rayos ultravioleta.

No lo olvides, si vas a subir montañas; protege tus ojos con antiparras o lentes UV. Sigue disfrutando del imponente relieve montañoso de nuestro hermoso país con autocuidado y responsabilidad.