Uno de los eventos destacados en nuestra agenda deportiva internacional de noviembre fue el Mundial de Levantamiento de Pesas realizado en Anaheim, California, Estados Unidos. En dicho evento, el cubano naturalizado chileno, Arley Méndez, se llevó tres oros en la categoría de 85 kilos. Conoce sus principales reacciones tras la gran gesta a continuación.

PD Chile

El domingo 3 de diciembre quedará en la historia de la Halterofilia. El cubano, ahora chileno,  Arley Méndez se alzaba con tres oros en el mundial de la especialidad. Tres preseas doradas, tres campeonatos mundiales nuevos para nuestro país.

Cuando todo Chile estaba pendiente del desenlace de  una de las fechas más calientes del fútbol chileno, Méndez se colgaba los tres metales tras levantar 175 kilos en la categoría arranque para deportistas de 85 kilos.

Serían entonces los primeros oros como competidor chileno, dado que luego de ganar tres medallas de oro en los Juegos Bolivarianos, sus preseas fueron quitadas dado que no cumplía con los años de residencia exigida por la Organización Deportiva Bolivariana.

Tras eso la gran hazaña, realizó un levantamiento de 203 kilos en envión, lo que le valió también la victoria, totalizando así 378 kilos en el Total Olímpica, sumando su tercera medalla de oro.

 

Cabe mencionar que, Arley recibió este año la nacionalización por gracia de parte del Congreso luego de inscontantes gestiones realizadas por el ex presidente del Comité Olímpico de Chile, Neven Ilic.

¿Cómo vive los días posteriores el ex isleño? “Es importante por Chile, porque era un Mundial, la competencia más importante, así es que feliz de que se pudiera concretar, y debo agradecer a Neven Ilic y al Comité Olímpico, y a toda la gente que me ayudó desde que llegue a Chile”, comentó Méndez en conversación con Al Aire Libre en Cooperativa.

“Poder representar la bandera de Chile es lo que más amo en estos momentos. Para un deportista lo mejor del mundo es representar la bandera de su país y levantar lo más alto del podio”, indicó esta vez a Radio ADN.

Este gran triunfo del ahora pesista nacional es un llamado de atención a la próxima administración gubernamental. El deporte chileno pide más recursos para seguir estampando el nombre de Chile en sus disciplinas. No basta con tener instalaciones deportivas de calidad, no basta con tener toda la indumentaria full confort. El deportista necesita dinero para poder entrenar a máximo nivel.

“En Chile el apoyo económico está bien, pero yo digo que deberían ponerle un poquito más. Hay muchos deportistas que no tienen la posibilidad de agarrar medalla y no reciben nada y para dedicarse ciento por ciento a su deporte necesitan esa ayuda económica. Muchas veces debe trabajar aparte, madrugar para poder buscar su dinero para subsistir, para ayudar a la familia. Yo también lo pasé. Yo al principio tuve que trabajar durísimo, entrenar. Entonces, obviamente los resultados van a bajar, porque no es lo mismo estar parado ocho horas en un trabajo y después ir a entrenar”, resaltó Méndez esta vez a La Tercera