Los competidores debieron descender escaleras a toda velocidad y sortear osados saltos, como desde el interior de un segundo piso, en un circuito de casi 2 kilómetros por las calles porteñas.

PD Chile

Ayer se respiró adrenalina en las calles de Valparaíso, donde 39 riders de distintos países mostraron toda su destreza arriba de su bicicleta, sorteando espectaculares obstáculos, en la XV versión de la competencia de downhill urbano más grande de Sudamérica, el Red Bull Valparaíso Cerro Abajo.

Miles de personas llegaron a ver este llamativo espectáculo deportivo al aire libre, a cargo de la productora Prokart y que a eso de las 18 horas ya coronaba como campeón al checo Tomas Slavick, quien tardó 02:48 minutos en completar el audaz circuito de descenso, de casi 2 kilómetros de largo.

El segundo lugar fue para el británico Bernard Kerr, con 02:50 minutos y el tercer puesto se lo adjudicó el chileno Pedro Ferreira, con 02:52 minutos.

“La competencia estuvo increíble, hubo que arriesgarse, meterse a fondo porque el nivel de los competidores era muy alto, pero valió la pena. Los obstáculos buenísimos, muy duros, muy buen evento, la producción ha mejorado mucho cada año”, comentó Ferrerira.

El punto de partida fue la cima del Cerro Cárcel para iniciar el descenso a toda velocidad atravesando patios de casas, descendiendo las escaleras de Bocaccio y haciendo frente a emblemáticos saltos como el del Faro Azul.

En su recorrido por las calles porteñas, los riders también debieron saltar, entre otros, una micro a lo largo (12 metros aprox.), sumar el salto de la plaza Bismark, el wallride Atahualpa, el salto del Hotel, el wallride Elías, el salto del container, para finalizar con un salto desde el segundo piso de La Pérgola y atravesar finalmente la meta, ubicada en la Plaza Aníbal Pinto.

“El circuito estuvo duro y muchos riders se complicaron mentalmente con la complejidad de los obstáculos, pero eso hizo que dieran lo mejor de si y subieran mucho el nivel, dejando buenas marcas y la vara alta para el próximo año. El ganador, Tomas Slavik había participado en Chile y en otros países, había estado en podio, pero nunca había ganado. Aquí lo hizo”, comentó Sebastián Vásquez, asesor de pista de Prokart, vencedor de la primera versión del VCA 2003 y tricampeón mundial de downhill.

“Los cambios han sido enormes desde la primera versión que gané el 2003, donde todo era más artesanal. Este año Prokart se preocupó de todos los detalles para hacer una pista segura, que la posición de los obstáculos fuera mucho más fluida para evitar los accidentes. Siete días antes ya trabajaban en el montaje de los obstáculos y los probamos para tener la certeza de que funcionaran bien”, agregó Vásquez, quien también ostenta 15 títulos como campeón nacional y 6 de campeón de América.