“Debería haber una categoría intermedia en Chile que permita catapultar a los competidores al exterior”

Benjamín Hites es una de las grandes promesas del automovilismo chileno. Junto a su equipo y familia, se mudarán a Argentina para impregnarse de experiencia y bagaje que le permita coleccionar muchas banderas a cuadros. Conoce un nuevo Testimonio PD a continuación.

Camilo Zavala P.

Ser surfista profesional, astronauta o piloto de carreras son algunos de los sueños que te preguntan las tías del pre-kínder al momento de realizar educación física. Con el correr de los años, algunos padres son los que apuestan y se aventuran en incursionar una futura carrera como deportista de elite con sus hijos.

Pasan los inviernos y los niños ya son jóvenes. Los juguetes fueron cambiados por llaves, tuercas y aceite. Así es la historia de Benjamín Hites quien con sólo 18 años ya corre en los grandes circuitos de Estados Unidos y Argentina.

Ser deportista de alto rendimiento es una tarea muy laboriosa. Tener el apoyo de la familia y tranquilizar los sueños del mismo Benjamín es una de las grandes misiones que tiene su técnico Juan Carlos Carbonell.

El Caco lo describe como un “chico tranquilo y dedicado al 100%”. “Desde que lo vi la primera vez andando en karting me di cuenta que tenía bastantes condiciones porque es agresivo y frío. Eso cuesta mucho encontrarlo arriba de un auto”, argumenta Carbonell.

Caco e Hites se mudarán al otro lado de la cordillera por dos años buscando construir a un piloto veloz y lleno de gloria. El Top Race Series será su universidad y Fiat “pondrá los cuadernos”.

El país trasandino tiene historia de tuercas. Juan Manuel Fangio, Carlos Reutemann, Oscar Alfredo Gálvez o Guillermo Ortelli; son algunas de las grandes estrellas que tiene esta gran escuela de automovilismo.

“Paralelamente competiremos en la Ferrari Challenge donde ya tuvimos dos buenos resultados. Queremos llegar a la final mundial de Monza que será en noviembre”, apunta el campeón de Fórmula 3 en el 2010.

A continuación, te mostramos el Testimonio PD del piloto de 18 años pero que al momento de declarar parecería ser mucho mayor.

¿Qué se siente haber traído esta gran convocatoria de prensa?

“Para mí, transmitirle  a la prensa y al público es muy gratificante para que la gente sienta la emoción que yo siento arriba del auto. Estoy muy feliz”.

Cuando estás arriba del auto, ¿Cuál es la mezcla de emociones que pasan por tu cabeza cuando vas a 200 km/h?

“Lo primero que siento es adrenalina. Debo tener confianza en mí mismo. Es mucha emoción y es una felicidad que estando a una velocidad de 300 kilómetros por hora no se puede replicar con nada”.

Tus inicios fueron en el karting. ¿En qué momento te das cuenta de dar ese gran paso: ser un piloto amateur y pasar a la alta competencia?

“Salí campeón de karting el 2016. Allí me tomó un ex piloto profesional chileno. Su nombre es Juan Carlos Caco Carbonell. Él me invitó a seguir. Luego me dijo: “Oye Benja, si tu quieres seguir aprendiendo como piloto y seguir formándote como profesional, te tienes que ir a Argentina”. Entonces todo esto partió como un sueño. En la primera carrera nos fue muy bien y hoy lo estamos viviendo a full. Formamos un equipo de personas que nos apoya. Tanto en Argentina como Estados Unidos, me han recibido muy bien. Hemos hecho un trabajo fenomenal todos juntos”.

Argentina tiene grandes pilotos con mucha experiencia. José María Pechito López, Guillermo Ortelli, Juan Manuel Fangio son algunos de ellos. ¿Qué crees que tú que debería imitar de esos pilotos para puntear entre los tres primeros lugares en el Top Race?

“Mira la mayoría de los pilotos argentinos, la característica principal que tienen, es que están acostumbrados a ir a la chapa. Al límite de chocar. Eso los hace tener otra mentalidad y cuando van afuera, le ponen el auto al otro piloto donde sea. Son mucho más agresivos. Eso les da una ventaja en comparación con otros pilotos de otros países. Yo estoy tratando de adherirme a ese estilo de manejo y en eso estamos”.

¿Qué es lo próximo que se viene?

“Ya tuve la primera carrera. Fue en Daytona, Estados Unidos. Allí tuve un décimo y noveno lugar. Luego fue en el circuito de las Américas que es donde corre la Fórmula 1. Ahí tuve un tercer y un primer lugar. Hace poco tuve otra carrera en Argentina. Llevo dos carreras allá. La próxima que se viene es en Laguna Seca, Estados Unidos. Será desde el 3 al 6 de mayo y después de eso, del 10 al 13 del mismo mes, viene en Argentina otra carrera cerca de Mendoza”.

Hablemos de la preparación. ¿Cómo es el entrenamiento desde el punto de vista físico, mental y desde la perspectiva del auto? ¿Cómo distribuyes toda esta puesta a punto?

“A principio de año me hice un V02 máximo que es un el mayor consumo de oxígeno que puede tener tu cuerpo y te sirve para ver tu cardio. Después, cada cierto tiempo lo vamos midiendo para ver si estamos mejorando. En la parte muscular, hacemos mucho trabajo de cuello y antebrazos. Esto es lo que más se cansa. Todos los días que estoy en Chile voy al gimnasio y descanso mucho. Por suerte estoy comiendo bien, con una dieta especial. Mentalmente, me preparo en el simulador. Me pongo los lentes de realidad virtual. Es muy similar al auto. Estoy corriendo en el mismo auto y en el mismo autódromo. Eso es una ventaja que tengo porque por correr en Argentina, no puedo conocer el autódromo previamente. Entonces la realidad virtual permite adelantarme y llegar mejor preparado para tener una idea clara de la pista y sacar provecho en las primeras vueltas”.

¿Cuáles son los riesgos latentes que tiene un piloto al llegar a un circuito que no conoce previamente?

“Lo que me pasa en Argentina y Estados Unidos es que yo salgo como esté el autódromo. Los otros pilotos ya salen a buscar los tiempos y a buscar la puesta a punto. Llego en desventaja hasta que me adapte al autódromo. Tengo menos tiempo para buscar el límite del motor. Por eso, este año en Argentina ha sido una etapa de adaptación. En Estados Unidos se me hace más fácil manejar el auto porque no dispone de parte eléctrica como sí en Argentina”.

¿Cómo es la relación entre el piloto y el auto mismo? ¿Qué detalles debes tener en cuenta o cómo te das cuenta que algo no anda bien?

“Yo cuando entro al auto me tengo que sentir lo más cómodo posible durante toda la carrera y los días de competencia. Estando cómodo podré tener un mejor rendimiento. También tengo una relación directa con los mecánicos. Ellos me sugieren modificaciones por si pasa algo. Si hay un problema abajo, yo le digo al ingeniero: “esto está mal”. Ellos lo arreglan y después de eso, cuando ya conozco el autódromo empezamos a ir de menos a más, buscando llegar al límite del auto. Cuando esto pasa, se empiezan a manifestar las tendencias del auto, las fallas. Entonces, a partir de eso, buscamos la puesta a punto. Luego de esto, hacemos un mapa de todo el circuito y lo dividimos en tres partes: en el inicio, en el tránsito y en la salida. Por ejemplo, nosotros podemos mapear que en la curva 3, si entro más rápido, siento que el auto se me va de cola al ingreso y en la salida, se me va de trompa. Con este antecedente, llegamos a un punto medio con el ingeniero buscando la puesta a punto hasta que tenga el auto más cómodo para hacer la qualy. Y luego buscamos una puesta a punto para la carrera, que sea para hacer los mejores tiempos”.

Y ese punto medio, si lo asemejamos con el compuesto, motor, carga aerodinámica, etc. ¿Cómo se distribuye?

“En las categorías que estoy corriendo, los motores no cambian. Lo que uno hace es mover las barras de dureza, el alerón, las cargas aerodinámicas, los amortiguadores, etc. El auto va cambiando mecánicamente hasta encontrar un punto medio. El ingeniero tiene sus teorías y yo le transmito lo que siento como piloto y allí vamos probando. Si algo no funciona, volvemos atrás hasta que llegamos al punto más óptimo posible”.

Hablemos de la realidad nacional. Hace poco se estrenó una nueva categoría, ¿Cómo ves el automovilismo en Chile?

“La Fórmula Total es una categoría relativamente nueva. Hay muy pocos pilotos, falta que hayan más pilotos. Encuentro muy bueno que sea transmitido en vivo. Eso le da un plus. No me cabe duda que esta categoría agarrará vuelo y será muy bueno para Chile”.

¿Cómo se atrae más pilotos a esta nueva competencia?

“Lo que estamos haciendo nosotros es tratando de traer a los periodistas para que vivan las emociones y ellos lo transmitan a la gente. Otra forma es andar en karting, allí se ve quién es bueno. Pero la idea principal es ojalá motivar a la mayor gente posible. También creo que falta apoyo del Gobierno para los pilotos que ya son buenos y que necesitan dinero para salir de Chile. Debería haber una categoría intermedia en Chile que permita catapultar a los competidores al exterior”.

El Gobierno dice que su prioridad es la detección de nuevos talentos y combatir al sedentarismo. ¿Cómo se detecta talento y se combate al sedentarismo en una disciplina como el automovilismo que es tan cerrada?

“Yo creo que el sedentarismo se combate incentivando el deporte que sea. Buscando el deporte a la gente que le gusta, se preparará y dará lo mejor posible. Los nuevos talentos se detectan a través del karting. Hay que buscar a nuevos pilotos que tengan la mente fría. Que no se calienten por estupideces. Por allí parte todo. Hay que ser bueno pero también inteligente”.

“Tenía muchas ansias de que llegara este momento. La velocidad es algo que me gusta mucho y cuando aceleró por primera vez, sentí unas cositas en el estómago. Es inexplicable”, cuenta Gustavo Carvajal, quien fue ganador del concurso realizado por redes sociales para subir al auto de Benjamín Hites.

¿Qué mensaje le das a todos los seguidores de las tuercas y el deporte motor?

“A todos los que me ya me apoyan y a los que no, los invito a que me sigan en mis redes sociales @benjahites. Allí subo toda la información y los links de las carreras en vivo. Que me sigan que yo siempre buscaré dejar lo mejor por mi país”.

 

Ping Pong

Un libro favorito: Ayrton Senna

Una película: Ayrton Senna

Un auto: Pagani Zonda R

Un piloto favorito: Sebastian Vettel