El héroe de Quellón

El próximo 28 de Diciembre, el boxeador José Pancora Velázquez se subirá nuevamente al ring del teatro Caupolicán para defender su título latinoamericano de boxeo. Enfrente tendrá al púgil peruano César “Zurdo” Paredes. Para preparar mejor la pelea, Pancora se radicó en Santiago y así alistarse de mejor manera bajo las órdenes de Israel Nahuel y escuchar los consejos de Martín Vargas. Trae de tu taza de té para leer un nuevo Testimonio PD.

Camilo Zavala P.

No es fácil adaptarse a un cambio tan brusco. Pasar de vivir en un pueblo tan tranquilo como es Quellón, donde aún puedes dejar la puerta abierta de tu casa y no pasa nada; a trasladarse a Santiago. La capital de Chile donde en la actualidad muchas personas vienen en búsqueda de oportunidades.

Una de las personas que ha experimentado esta migración es el boxeador José Pancora Velázquez quien se entren atodos los días en doble jornada en el gimnasio que Martín Vargas tiene en el Estadio Nacional. El chilote tiene hambre de ser campeón del mundo y el primer apronte para aquel deseo planetario será ante el incaico César Paredes el próximo 28 de diciembre en el Teatro Caupolicán.

“Pancora en cada pelea ha ido madurando más. Hoy lo veo mucho mejor para este combate. Estamos trabajando para mejorar todos los errores y ojalá estar el menor tiempo arriba del ring”,comenta su técnico de boxeo Israel Nahuel.

2 estímulos deportivos son los que el chilote tiene a diario para preparar el trascendental choque. Entre medio de esas dos jornadas, Velázquez nos recibió para conversar con él y así dar vida a un nuevo Testimonio PD.

Cuéntanos, ¿A qué edad empezaste a boxear?

“Empecé a los 13 años en Quellón, Chiloé. Perdí mi primera pelea con un chico muy avezado y con muchos kilos pero demostré toda la garra que tenía. Después de salir del ring, todos me felicitaban por la persona aguerrida que soy. Hoy lo sigo siendo”.

¿Cómo se vive el boxeo en el extremo sur de Chiloé (Quellón)?

“Cuando empecé, peleaba una o dos veces al año. Se hacían muy pocas peleas. Después pasé a lo profesional. Siempre salía a representar a Castro y siempre salía campeón nacional, quedando nominado a la selección; pero nunca tomé en serio eso de venirme a Santiago, entrenar y representar a mi país. Me dieron la gran oportunidad de debutar como profesional de la mano de Antonio Manquecoy. Empaté esa pelea con Juan Oyarzún.Él tenía tres peleas y yo ni una como profesional. Fue un gran paso que di. En el sur se viene a full el boxeo. Ya perdí la cuenta cuántas peleas hice. Este año hice 6 peleas en Quellón y pude levantar mi carrera. Creo que di un gran paso viniendo a Santiago y dejar que me manejen. Puedo dedicarme solamente a entrenar. Muchas veces yo llegaba sin entrenar a las peleas. Las gestionaba junto con mi señora y toda la gente que me apoya en la isla. Hoy estoy enfocado a entregar mi máximo y disputar el título mundial”.

A tu criterio, ¿cuál es la principal traba que tienen los deportistas que residen en comunidades alejadas tanto en el extremo sur y norte del país?

“Yo creo que estar lejos de los medios de comunicación con lleva a tener más trabas. Yo me he dado a conocer con los logros que he obtenido en el último tiempo. Puedo decir que he sido el único chileno que ha ido a buscar un cinturón al extranjero. No recuerdo bien el año en que la última vez se fue a buscar algo. Y eso no se sabe porque estamos en Quellón, donde no hay tanto diarios y televisión. Estar lejos de los medios, nos mantiene aislados”.

Vayamos al combate mismo. Considerando la experiencia que tuviste contrael Principito Sosa donde lo noqueasteen el cuarto round, ¿Cómo afrontarás el combate contra el peruano César Paredes?

“Como dice el profe, mientras menos estemos en el ring menos nos vamos a machucar. Yo voy a demostrar lo fuerte que estoy entrenando. Estamos un trabajo muy fuerte desde lo físico en las mañanas con Rubén Patricio Toledo. Con el profe Israel, estamos haciendo la parte técnica y en el ring demostraremos por qué me vine a vivir a Santiago”.

Quedan dos semanas para la pelea. ¿Cómo es tu día a día?

“Me levantó a las 6.30 am. Desayuno y me voy a entrenar a las 8.30 am a Baquedano. Allí empieza mi día. Entreno alrededor de una hora y media. Me tomo algo para ganar energía. Después me alimento con ensaladita y  vengo a trabajar a las 15.30 con el profe Israel y don Martín Vargas, quien siempre me está dando consejos”.

 ¿Qué siente un boxeador profesional al conocer los secretos de una leyenda como es Martín Vargas?

“Yo le tengo un gran respeto. Él ha sido el boxeador más grande de la historia de Chile. Para mí es un honor y orgullo estar aquí en su gimnasio”.

¿Cómo se trata la caballerosidad y respeto entre los boxeadores?

“Yo tengo muy malas experiencias en algunas peleas. Una vez me tocó estar en la misma cabaña junto a mi rival. Desayunábamos juntos, cenábamos juntos, tirábamos la talla. Creo que él se dio cuenta de cómo era yo como persona y arriba del ring sentí que le di mucha confianza. Terminé perdiendo. Ahora cambié después de eso. A mis rivales no les hablo. Los miro fijo. Desde un principio que los veo, los miro a los ojos. Antes del ring, ya estoy peleando con miradas y todo. Unavez que ya se termina la pelea, se termina todo eso. Les doy un gran abrazo, les deseo lo mejor y que sigan adelante”.

Cuando ya estás a punto de entrar al combate mismo, ¿qué es lo que sientes y pasa por tu cabeza?

“Hay una mezcla de varias cosas.Hay adrenalina, pienso mucho en mi familia, en toda esa gente que me ha apoyado. Pienso en muchas cosas”.

¿Cómo analizas la realidad del boxeo chileno actual?

“Se está dando a conocer más el boxeo en todos los ámbitos. Amateur y profesional. Hay un empuje global. Todos están apoyando al boxeo. La televisión, los municipios y eso es bueno. Yo sé que pronto más de alguno será campeón mundial pero yo espero ser el primero”.

Por último, ¿Qué mensaje le das a todos los amantes del boxeo y a los que ya tienen comprada la entrada para este 28 de Diciembre en el Caupolicán?

“A todos ellos, les digo que será una pelea muy corta. Ya me conocen como soy. Salgo desde un principio a noquear. Me cuesta un poco calentar. Con todo respeto, pero César volverá a Perú con un gran nockout en el cuerpo”.

Ping Pong PD

Un libro: “Caminos de Marcelo Díaz”

Película favorita: “Todas las de Rocky”

Comida favorita: “Tallarines”

Lugar soñado de vacaciones: Brasil

Un ídolo: Manny Pacquiao

Ser feliz o ser leyenda: “Mmm, las dos cosas”.