Encomendados a San Leonardo

En vísperas de fiestas patrias, a Colo Colo le llegó el aguinaldo con Leonardo. El reprendido jugador albo, dejó atrás sus problemas extra futbolísticos y encaminó al Cacique a sus segunda victoria consecutiva a nivel copero y de pasó dejó infartante su grupo de cara a las últimas fechas del certamen libertador.

PD Chile

El aproblemado jugador de Colo Colo, Leonardo Valencia, dejó atrás sus problemas y con la pelota en el piso le cambió la cara a los albos en un partido ingrato hasta su ingreso. Si bien Colo Colo tuvo las ocasiones de gol más claras, no lograba tener la pelota y hacerle daño al equipo charrúa.

El cuadro mirasol venía de cambio de técnico tras la salida de Diego Fórlan acumulando 2 empates consecutivos y dejando muchas dudas en su retorno al torneo subcontinental. El manya se vió en el Monumental muy fluido en todas sus líneas con dos puntas aguerridos al momento no tener la pelota y al atacar se sumaban dos volantes en ataque sumando un ataque en bloque con cuatros elementos punzantes con hambre de gol y que incomodaron en más de 4 ocasiones a la dupla de Barroso/Insaurralde.

Destacar el gran despliegue de Facundo Torres, quien con solo 20 años, hizo ver muy mal a Felipe Campos por el sector derecho. A Torres se suma Facundo Pellistri, quien también hizo tambalear a Óscar Opazo. Cabe destacar que Pellistri es requerido por Boca Juniors (ARG), Flamengo (BRA) y el Olimpique de Lyon (FRA).

Las dos Torres lograban generar situaciones de gol por montones, sin embargo, el manya no logró nunca finalizar la jugada o bien convertirlas en gol.

Gran despliegue del rival ante un momento complicado en los institucional  y que ve vestigios de ir encontrando una nueva idea de juego con Mario Saralegui, quien sólo lleva tres partidos con Peñarol. 

La noche de San Leonardo 

Ante una mal primera etapa, Gualberto Jara tuvo que mover sus piezas para prevenir la hecatombe inminente. En aquel momento, el paraguayo apostó a ganador a su mejor pieza, Leonardo Valencia, y el ex Botafogo no decepcionó.

Valencia con pocos toques de balón y técnica comenzó a hacer diferencias para los albos. De esta forma, en el complemento se vió un tridente ofensivo más movedizo. A diferencia del primer tiempo donde los tres de arriba fueron tragados por la corriente oriental. En el amanecer del segundo tiempo (51′), Bolados combina con Pablo Mouche y éste logra conectar con Gabriel Suazo, quien decretaría el empate.

Colo Colo machacó a su rival durante gran parte del segundo tiempo. Hasta que en a los 60 minutos, Marcos Bolados es derribado en el área y el juez, Mauro Bigliano, decreta la pena máxima (11 metros, 12 pasos).

Ante esta distancia, otro santo: Esteban Paredes. El 7 albo convirtió desde los 12 pasos decretando la victoria alba con casi media hora de partido por jugar. Esteban Efraín se convierte en el quinto jugador en la historia de la Copa Libertadores en anotar un gol con más de 40 años.

Otros que lo han hecho son los brasileños Rogerio Ceni y Ze Roberto.

Desde allí en adelante, Colo Colo se convirtió en un equipo resultadista y se dedicó a defender con uñas y dientes su campo cada embate del cuadro aurinegro. Ante ese movimiento táctico, Peñarol buscaba la igualdad mediante pelotazos largos; dejándole espacios al Cacique para ir por el tercero.

Brayan Cortés, el acólito de los tres palos

Párrafo aparte es el que merece Brayan Cortés, quien sacó dos pelotas de gol clarísimas de gol y tras el 2-1 ordenó la defensa de manera sistemática para resistir los pelotazos de Peñarol.

Un golpe de confianza para una de las cartas vendibles de los albos y porqué no, futuro arquero del Equipo de Todos. 

Lo que viene

Con el triunfo, Colo Colo es uno de los dos líderes de su grupo. Está segundo por diferencia de gol. Por Copa Libertadores tendrá dos visitas durísimas: Atlético Paranaense en Curitiba el 23/9 y Peñarol en el estadio Campeón del Siglo de Montevideo (URU). 

Además, Gualberto Jara deberá buscar la forma de dosificar ante la seguidilla de partidos que se le vienen para así mantener su estadía hasta fines del 2020.

La caprichosa tiene la última palabra.