Una de las grandes figuras que tuvo el Superclásico entre Colo Colo y Universidad de Chile fue Jorge Valdivia. El 10 de los albos participó en todas las jugadas de gol de Paredes y Valdés. Hasta antes del partido, venía jugando los 90 minutos con gran forma física y su técnica característica. Dicho despliegue lo ha llevado a volver nuevamente a la selección nacional en la próxima doble fecha eliminatoria que comienza el jueves. ¿Cómo ha logrado Valdivia estar en óptimas condiciones? Te lo contamos a continuación.

PD Chile

La pretemporada en un futbolista es clave para soportar físicamente la gran cantidad de partidos. En jugadores bordeando los 30 años, resulta importantísimo. Una buena pretemporada proyecta un rendimiento máximo en los encuentros.

Al inicio del campeonato de Transición, Colo Colo cerraba la vuelta de un super clase: Jorge Valdivia. El periodismo no tardó en poner en duda su rendimiento físico en un fútbol tan competitivo como el de nuestro país.

Sin embargo, El Mago sacó su carta bajo la manga y se puso a tono para dar su máximo en la escuadra de Pablo Guede.

¿Cómo lo hizo? Acudió a un centro de entrenamiento. Su nombre: TH FIT.

Este centro entrena de forma inteligente a sus deportistas. Considerando las grandes exigencias deportivas y físicas de Valdivia, la programación de los entrenamientos debía ser tomada en conjunto a su equipo de kinesiólogos (KIFIT).

“En primera instancia nos vimos en la necesidad de hacer evaluaciones físicas, kinésicas, posturales y nutricionales. Para obtener un basal de Jorge en ese minuto y así poder establecer las líneas de trabajo que pudiésemos evidenciar evolución en el tiempo”, señala Sebastián Montenegro, Head Coach de TH FIT.

Montenegro fue el encargado de comandar la puesta a punto del 10. Una tarea bastante complejo debido a que Valdivia llegaba a Chile con una lesión que incluso puso en duda hasta su llegada a Macul.

“Jorge llego a Chile con una adherensiolisis por post microdesgarro de 4 semanas de evolución, por lo que el trabajo y planificación del entrenamiento fue siempre de manera complementaria al respaldo kinésico y nutricional”, agrega Montenegro.

¿Cómo comenzaron?

“Específicamente con recuperación muscular, correcciones de desbalances funcionales y correcta ejecución biomecánica. Posterior a ello y de manera conjunta, se inició el entrenamiento de cualidades físicas básicas tales como fuerza, velocidad, resistencia y coordinación. Siempre prevaleciendo el gesto deportivo del futbol y realizando simulación de juego multidireccional en reacción explosiva, giros con cambios de dirección y la transición al despliegue físico láctico”, responde Montenegro.

El kinesiólogo recalca que la exigencia como equipo de trabajo fue del 120 %. Sabían que debían poner en forma a uno de los mejores volantes de creación que ha tenido Chile y con la sombra de Rusia 2018 siempre a sus espaldas.

“Sabíamos que corríamos un riesgo, pero considerábamos que la jerarquía de nuestro mejor volante creación de la historia, merecía ser exigida al más alto nivel. Estábamos seguros que, si llevábamos nuestra planificación del entrenamiento a cabo y de la mano con ayudas terapéuticas de recuperación, Jorge no solo pasaría sus exámenes médicos, sino que además comenzaría a demostrar que sus objetivos deportivos personales trascienden al largo plazo y a sus expectativas como deportista de alto rendimiento. Específicamente en pre-temporada y a lo largo de la competencia”, complementa.

En la actualidad, Valdivia ya no entrena con TH FIT. Sin embargo, desde el centro admiten que les hubiese gustado trabajar a la par con el cuerpo médico colocolino, considerando que el gran objetivo de la institución es bajar una nueva estrella y volver al plano internacional.

“Considerábamos sumamente necesario e importante estar alineados con el cuerpo médico y técnico de Colo-Colo, para que, en un trabajo en conjunto, lográramos recuperar, favorecer y exponencialmente el nivel de Jorge. Sin embargo, al intentar generar los primeros acercamientos y puesta en marcha, no obtuvimos ningún feedback”, arguye.

Los ingratos ligamentos cruzados

Hace una semana el mundo azul tuvo una gran baja. Leandro Benegas quedaba fuera del duelo con su archirrival debido a una rotura total del ligamento cruzado anterior. Esta grave patología ha dejado fuera de actividad a varios futbolistas por largo tiempo y la vuelta la actividad es durísima.

Si llevamos esta lesión a un futbolista amateur que juega ligas de fútbol todos los fines de semana, la recuperación y vuelta a las canchas es más dura aún. TH FIT da a algunos consejos para llevar de manera correcta la vuelta al deporte rey tras esta severa patología.

El primero es respaldarse científicamente bien y con exámenes complementarios avanzados (Examen Biomecánico Isocinético, Índice Postural Dinámico, Drop Pivot test, Evaluación Funcional FMS, etc ) tanto al inicio, durante y más importante aún al finalizar el reintegro deportivo.

Además, Montenegro agrega otro factor muy determinante en la recuperación del deportista. Se trata “clínica perceptiva” del trabajo día a día. Esta consiste “específicamente en la búsqueda constante de objetivar sensaciones naturales y subjetivas del deportista. Generando intervenciones de autocuidado, recuperación, nutrición, prevención, kinesiología y más importante aún, en la humanización del deportista en su lucha por sentirse competitivamente bien. Creemos firmemente en los beneficios del feedback íntimo y en el respaldo como familia THFIT – KIFIT”, sostiene.

Son las palabras de un entendido del deporte y miembro de una gran familia deportiva que ya tiene 2 centros de entrenamientos activos en Chicureo y Vitacura.  Si anhelas llegar a tu máximo nivel, surfear como Kelly Slater, boxear como Mayweather o hacer magia como Jorge Valdivia, visita ya TH- FIT.