Ganó River. Ganó el fútbol

¡Sí señores! El club atlético River Plate de Argentina es el nuevo campeón de la Copa Libertadores. Sumó su cuarto certamen libertador (1986, 1996,2015). Ganó por 3 a 1 la serie ante su eterno rival: Boca Juniors. Le ganó al periodismo que lo daba por muerto y sobre todo, ganó el fútbol. ¿Por qué? Acá te lo contamos.

Camilo Zavala P.

A las 16.15 de ayer, todos los pubs estaban colapsados. Muchas personas incluso presenciaron de pie la final de las finales. Boca y River definían el último partido de vuelta de la Copa Libertadores en el estadio Santiago Bernabeu de Madrid. Curiosamente, el certamen sudamericano se definiría en la capital española tras los incidentes producidos en el barrio de Nuñez.

Tras distintas negociaciones, fue Florentino Pérez (presidente del Real Madrid) quien cobijó la final super clásica, para que el mundo entero viera eso que todos querían: un partido de fútbol. Después de todo, eso es lo que une. Eso es lo que apasiona.



Si analizamos brevemente el partido, ambas escuadras pusieron toda la carne a la parrilla. Boca abrió la cuenta con un soberbio Darío Benedetto, quien intuyó de espaldas el magistral pase entre líneas del uruguayo Nahitan Nandez para abrir la cuenta. El pelado tatuado definió como si estuviera jugando en el patio de su casa y con mucha frialdad. Un golazo.

Luego, River siguió insistiendo hasta lograr el empate con Lucas Pratto, quien batió a Esteban Andrada tras una genial construcción ofensiva. En el gol del colombiano Luis Fernando Quintero, lo mismo. El colombiano remató a quemarropa al ángulo superior derecho tras una asociación de cinco pases y una perfecta habilitación de Camilo Mayada por el sector derecho.



El gol del éxtasis: Pity Martinez. El mendocino definió sólo contra elarco tras la apuesta xeneize de ir buscar el partido con su arquero a segundos del final.

Memorable será el gesto de los jugadores de River quienes felicitaron a los de Boca tras finalizar el encuentro. Un gesto de caballerosidad de los Millonarios que ahora irán al mundial de clubes en los Emiratos Árabes Unidos buscando darle el golpe a Florentino. El mismo hombre que gestó la finalísima.

Ganó River y ganó el fútbol.