Estudio señala que 371 establecimientos educacionales tienen condiciones deficientes en infraestructura, en canchas y gimnasios.

Una fiscalización de la Superintendencia de Educación reveló que los principales peligros de seguridad que tiene la infraestructura de los colegios del país son las instalaciones deportivas.

Entre mayo y agosto de este año, la entidad revisó a 3.524 colegios, en materia de infraestructura e implementos deportivos.

La investigación reveló que 371 establecimientos tienen condiciones deficientes en infraestructura, en canchas y gimnasios, y en implementos deportivos, entre ellos, arcos de fútbol y aros de básquetbol.

Cabe recordar que la fiscalización se produce luego que en enero de este año, un niño de ocho años murió aplastado por un arco en un colegio de La Florida.

En Providencia, el superintendente de Educación Escolar, Alexis Ramírez, entregó el reporte nacional de fiscalización en infraestructura e implementos deportivos, el que arrojó que el 89,4% (3.191) de ellos cumple con las normativas de seguridad, mientras que un 10,5% (371) presenta deficiencias en infraestructura e implementos deportivos.

“Este es un primer reporte que es fruto de una fiscalización y que cubre 3.500 establecimientos, aproximadamente. Lo más importante es que en términos generales casi el 90% cumple con la normativa en cuanto a implementos deportivos e infraestructura y ésa es una buena noticia. La idea es continuar fiscalizando”, explicó el superintendente.

Entre los problemas más frecuentes que reveló la fiscalización figuran estructuras de fútbol y basquetbol sin fijaciones, tubos de fierro no protegidos o que sobresalen del piso, techumbre en mal estado, canchas con pisos deficientes y desnivelados, espacios deportivos con escombros, basura y elementos cortantes, enchufes no recubiertos, implementos deportivos oxidados o con desperfectos, árboles que presentan peligro, muros deteriorados y zonas de juego con puntas de fierro peligrosas.

Cabe destacar que para prevenir accidentes escolares la Superintendencia y la Asociación Chilena de Seguridad (ACHS) elaboraron un manual que será repartido en los colegios y que considera recomendaciones sobre seguridad en patios de recreo, en prácticas de educación física, en equipamiento deportivo básico, en vías de circulación y evacuación, además de que se refiere a las condiciones en que deben estar las zonas de seguridad.