En la clausura del Campeonato Ecuestre Criadero Los Cóndores, la campeona mundial de la modalidad Tres Barriles, Catalina Pérez, estuvo a un tris de ganarle a la máquina. También lo intentaron Cristóbal Mujica y Gabriela Balmaceda. La monarca del orbe está convencida de que el próximo año conseguirá la revancha.

PD Chile

Después de la disputa de numerosas y estrechas competencias, la familia Pérez Vargas, organizadores del tradicional Campeonato Ecuestre Criadero Los Cóndores 2017, en la localidad de Nos, sorprendieron al público asistente con un especial y novedoso desafío: enfrentar a dos jinetes, pero en diferente compañía.

Uno sobre un caballo y el otro sobre una moto todo terreno, y medirlos en una prueba de Tres Barriles, unas de las modalidades más espectaculares y veloces del programa.

Después de tres intentos, hay que decirlo, se impuso la máquina de dos ruedas. Sin embargo, la campeona mundial Catalina Pérez estuvo muy, muy cerca. Sólo que su compañero “Querubín” (con el que ya había ganado en la categoría más numerosa de la competencia) demoró en partir, asustado por el rugir de la moto.

“Querubín es un caballo muy bueno. En verdad, es mi mejor caballo en esta modalidad, pero se asusta con todo. Se quedó trancado al principio pero después de animó y estuvimos ‘ahí’, muy cerca de ganarle a la moto. Yo creo que se puede. Para el próximo año creo que voy a preparar un caballo al que no le asuste tanto el ruido y le vamos a ganar”, señaló la destacada deportista, múltiple medallista del orbe, quien obtuvo tres triunfos en el torneo ecuestre.

Ante la moto también lo intentaron, aunque con menos fortuna, los jinetes Cristóbal y Gabriela Balmaceda. Y para ser justos con el binomio ganador del duelo, el conductor de la moto fue Aníbal Montero, quien en la competencia ecuestre logró un podio y resultó  ganador de la Copa Vergara, al Mejor Debutante.