Las razones de porqué corro

Soy Leslie, madre de Isa, Rodrigo y juanito y abuela de Joaquín. No practique ningún deporte de niña. Comencé a correr el 2011 a la edad de 33 años con la intención de buscar un espacio propio, personal donde poder aislarme del día a día. Aquí te cuento algo de mi historia.

Por Ultra Mami

La primera vez que salí a trotar, di una vuelta a la manzana, con la sola intención de distraerme y saber de que se trataba todo esto de correr. La verdad, llegué muerta, exhausta, prometiendo nunca más hacerlo, pero al día siguiente le di una nueva oportunidad ya que había disfrutado esos 15 minutos de soledad y silencio.

Con el pasar de los días descubrí que me gustaba mucho, que lo pasaba bien corriendo por el barrio y sumando kilómetros. Logré entrenar para una carrera de 5k, luego repetí por un par de años asistir a la Nike Run 10, entrenando día por medio pensando en esa carrera a fin de año.

Con el tiempo fui conociendo mas personas que estaban en la misma sintonía que yo, corriendo, entrenando y que había un montón de otras carreras a las que podría asistir. Di el salto a los 21k y me propuse algún día completar un maratón, lo veía difícil, lejano, casi imposible para una persona como yo, madre, trabajadora, con alteraciones físicas y además de todo… lenta.

Se lo mencioné a alguien que ya tenía la experiencia del maratón esperando palabras de apoyo, consejos y buenas intenciones pero lo que recibí fue un “Nooo, no creo el maratón sea para ti”, y para ser honesta, fue lo que me faltaba para decidir que realmente quería intentarlo, que no dejaría que alguien más decidiera si yo era capaz o no de lograrlo, aunque reconozco que muchas veces fui yo misma quien auto boicotee  mis intenciones, pensando;  “¿Realmente no es para mí?”, “¿Será que correr un maratón es imposible de hacer?” y finalmente en Abril del 2013 participé de mi primer maratón con un tiempo paupérrimo de 6 horas, casi al límite, sufrí mucho, me costó mucho terminar debido al dolor y cansancio.

Fue hermoso ver en el camino a mi familia, mis hijos alentándome a continuar, aunque fue gracioso que mi hijo menor, quien tuvo que esperar por mucho rato que yo pasara por ahí me dijera; “Mamá, mamá, vas perdiendo, mucha gente ya pasó antes que tú” a lo que yo respondo: “No mi amor, yo estoy en otra clase de carrera, el que logra llegar a la meta, gana” y él me pregunta: “¿tú vas a ganar?”, pero yo no sabia si ganaría mi propia carrera de llegar a la meta, lo que si sabia que mis deseos de lograrlo eran mas fuerte que cualquier dolor. Y lo logré, ¡mi primer maratón!. En ese momento fue que aprendí grandes lecciones:

1.- NUNCA, NUNCA permitir que alguien más decida de lo que soy o no capaz.

2.- NUNCA, NUNCA darle cabida a tus propios pensamientos de auto boicot y mirar siempre hacia el objetivo.

3.- No es llegar y decir “Correré un maratón”, te debes comprometer fuertemente y pedir ayuda si es necesario. Y para mi lo fue, me acerqué a quienes serían, hasta hoy, mis mentores y guías Cristian Sieveking Y Nahila Hernández quienes me llevarían a lograr participar en el desafío 24 Horas en pista ese mismo año 2013 en el mes de noviembre y de nuevo el 2015 y el 2016. 50k y 80k en el desierto de Atacama y un intento de 100 millas que llegaron hasta el kilometro 120 sin poder terminarlo.

Correr ha cambiado mi vida, he conocido gente maravillosa, he conocido lugares hermosos, ha sido una forma increíble de desarrollo personal y de aprendizaje, de saber que sí podemos cambiar nuestra vida y darle un nuevo y mejor rumbo, que como mujeres y en mi caso madre (esposa, hija, trabajadora, etc…). Tenemos el derecho y la obligación de tener estos espacios donde podamos vivir nuevas experiencias más allá de los roles que cumplimos día a día.

Mis hijos son agentes de motivación y superación, son mi motor a avanzar y mejorar, quiero y espero con mi vida deportiva ser un ejemplo de compromiso y valentía.  Creo firmemente que todas podemos ser fuente de inspiración, para nuestro entorno y cercanos.

Recuerden: ¡cada carrera es una experiencia y una historia que se suma a la bitácora, las invito a recorrer conmigo estas historias y conocer un poco mas de mí y animarlas a salir, correr e inspirar!