Los albos mostraron un pobre rendimiento en su visita al estadio La Granja y rescataron un empate sin goles ante los dirigidos por Luis Marcoleta que tuvieron en muchas ocasiones el triunfo y superaron en todas sus líneas al cacique.

Sebastián Marcel G.

La tercera

Tras semanas de mucha turbulencia, Colo Colo vivía un segundo aire con el regreso de Héctor Tapia a la banca popular. A eso, sumar el regreso a la oncena de Julio Barroso y ver por fin a Bryan Carvallo desde la partida, por lo que había harta expectación en lo que pudiese ocurrir.

Comenzó con buen pie el cacique, pero sin demasiada profundidad y con el transcurrir de los minutos, los torteros se fueron adueñando de las acciones achicando la cancha a sus rivales.

Los escurridizos agentes ofensivos de Curicó fueron una pesadilla para la zaga alba, especialmente Ricardo Blanco, a quién sólo le faltó el gol para erigirse con nota máxima en este partido.

El primer tiempo las 3 mejores llegadas eran de los torteros, con tiro en el palo incluido. Colo Colo seguía viéndose como el equipo lento sin sorpresa que no sabe generarse ocasiones de gol y que extrañó demasiado a Jorge Valdivia, suspendido por acumulación de amarillas.

dalealbo

Para el segundo tiempo la cosa empeoró para los de Tapia. Lo del local tuvo tintes de farra fallando numerosas ocasiones a escasos metros de la portería defendida por Agustín Orión y no sacaron provecho de un rival absolutamente desconectado.

Los ingresos de Paredes y Valdés algo de oxígeno le dieron a los albos, generando las 2 mejores ocasiones del cacique. Un tiro rasante del 7 colocolino en el área hacia el segundo palo que fue tapado por Deschamps y un desborde de Pájarito por izquierda que dejó solo a Baeza quién no remata bien de zurda.

Pasado los 80 todo fue de Curicó, pero Blanco falló increíblemente un gol en la entrada del área chica y faltando nada para concluir el partido y luego Quiroga falló un cabezazo en boca del arco sin arquero.

Al final un punto que no le sirve a ninguno. Curicó sigue estancado en los últimos puestos del torneo y Colo Colo puede alejarse aún más de los primeros lugares si las universidades ganan sus respectivos partidos.

Muchos hinchas colocolinos querían oportunidades para Carvallo, pero el canterano hoy no estuvo a la altura y se contagió del mal nivel de sus compañeros. Ni hablar del nivel expuesto por los jugadores de las bandas que se preocuparon más de defender y sin destacar en dicho aspecto.

Curicó demuestra ofensivamente un nivel que refleja que su décimo segundo puesto es hasta injusto, pero justificado si se dan farras como las de hoy y Colo Colo tiene razones de sobra para estar preocupado de cara su partido ante Delfín este miércoles por Copa Libertadores.