Sabías que la actividad física previene numerosas enfermedades crónicas. Cada paso o cada movimiento que hagas será beneficioso para tu cuerpo, corazón y cerebro. El deporte no funciona como una vacuna. Hay que practicarlo toda la vida. Más detalles a continuación.

PD Chile

La brasileña Sandra Mahecha Matsudo, especialista en medicina deportiva y nutrición de Clínica Meds, expuso en el II Encuentro de Neurorrehabilitación en la Universidad Autónoma de Manizales que realizar actividad física regular previene al menos 25 tipos de enfermedades crónicas. 

Entre ellas, las que más matan como son las cardiovasculares, el cáncer, la diabetes y la obesidad. “Deberíamos convencer al 90% de la gente”, apunta en su alocución. Según datos de la OMS, las enfermedades mencionadas son responsables del 71 % de los fallecimientos en todo el mundo y cada año, provocan alrededor de 15 millones de víctimas entre los 30 y 70 años.

En la actualidad, uno de cada cinco adultos y cuatro de cada cinco adolescentes a lo largo del mundo asume no realizar ningún tipo de actividad física. Mahecha, en el congresillo, coincidió con la Organización Mundial de la Salud de que realizar actividad física de manera correcta es muy eficaz en la prevención.

Hace pocos días, la entidad presentó un plan de acción global para fomentarla. Con dicha estrategia, se aspira a reducir en un 15 % el sedentarismo en adultos y adolescentes hasta el 2030.

“Para mucha gente, la vida moderna supone mucho tiempo de estar sentado, ya sea conduciendo al trabajo, estando todo el día en la oficina o frente a la televisión por la noche. Tenemos que conseguir que el mundo se mueva”, declaró el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Además, el ente oficial precisó que la responsabilidad de crear sociedades más activas conlleva un “compromiso político al más alto nivel”.

Entrenar para prevenir

Sandra Mahecha Matsudo añadió en el congreso realizado en Manizales que el ejercicio regular reduce la incidencia de las demencias y el alzhéimer. Incluso, la brasileña apuesta alto.

Hay por lo menos 13 tipos de cáncer que se pueden prevenir si se incluye la actividad física entre rutinas, pero si no, también ayuda si es que la persona está en tratamiento con quimioterapia  o radioterapia porque reduce la fatiga, los síntomas secundarios de la reacción adversa a los medicamentos, aumentando la sensación de bienestar”, recalca.

Concluye que el ejercicio es bueno para todos. Niños, embarazadas, adultos jóvenes y adultos mayores. Sin embargo, hace una distinción: “No es una vacuna, que se aplica cuando joven y le protege hasta en la adultez, es algo que hay que mantener como un hábito por el resto de la vida”.

“Tengo 60 años, 70, 80 años, puedo comenzar. Nunca es tarde, este es el primer lema que tenemos. El segundo sigue con la secuencia, nunca es tarde para empezar”, asegura la experta en medicina del deporte.

Muévete

Lo importante es el movimiento. Si estás sentado en tu escritorio, te aconsejamos que te levantes cada una hora. De esta forma, se interrumpirá el tiempo que permaneces sentada.

También es buena alternativa realizar actividad física diaria. Esto no te convertirá en deportista ni te hará perder esos kilos que tanto deseas bajar. Sí te ayudará a mantener un gasto energético mínimo que es lo que el cuerpo necesita.

Por último, realiza ejercicio para mejorar. De esta forma, ayudarás al sistema cardiovascular, mejorarás tu fuerza, tu equilibrio y la flexibilidad.

Los genes no han cambiado, fueron hechos para el movimiento. Si te detienes, abres la puerta para que te lleguen enfermedades asociadas con la inactividad.

“No necesariamente hay que ser deportista ni ir a un gimnasio. Menos del 12% de la población va a un gimnasio, menos del 1% es deportista de alto nivel y qué hacemos la mayoría, tenemos que buscar alternativas”, Sandra Mahecha Matsudo, experta en medicina del deporte.

Y tú, ¿cuándo empiezas a entrenar?