En el penúltimo test match preparatorio para el estreno en el Mundial de Francia 2023, Chile cayó ante Namibia de forma insólita y preocupante por 28 a 26 en Valparaíso. Pese a dominar con jerarquía en el primer tiempo por 26 a 7, los pupilos de Pablo Lemoine fueron neutralizados por el conjunto africano en el complemento con un gran despliegue físico de su pack de forwards. A la espera de la lista definitiva que irá a la cita planetaria, el staff técnico debe corregir urgentemente la disciplina y respetar el plan de juego planteado por Lemoine

PD Chile

Fueron 10 minutos tensos que cambió todo. Pese a tener una gran fluidez por momentos, el conjunto nacional que disputará su primera copa del mundo sucumbió ante Namibia, país que ha participado desde 1999 en campeonatos mundiales.

En el primer tiempo, Los Cóndores controlaban el partido sin contratiempos con una impronta colectiva y dos jugadas que terminaron con los tries de Rodrigo Fernández (13’) e Iñaki Ayarza (17’), y el pick and go de Martín Sigren (38′), los dos primeros ratificados por Santiago Videla.

Namibia respondería con el descuento de JC Greyling (20’) y conversión de Tiaan Swanepoel. Así Chile se iría al descanso arriba por 19-7 y daba el golpe que parecía definitivo con el ensayo apoyado por Domingo Saavedra (56’), rompiendo por la banda, y dejando el marcador 26-7, tras la conversión de Videla.

El try de Saavedra levantó al estadio y los chilenos se confiaron con pases largos de 5 metros de un sector a otro. Fue con ese recurso el despertar de Namibia. El fullbackDivan Rossouw (59’) interceptó el pase en campo chileno y picó  en solitario bajo los postes para luego convertir.

Sería una advertencia táctica de lo que posteriormente pasaría. La performance de Namibia creció y comenzó a jugar mostrando todo lo que no hizo en 60 minutos de partidos, metiendo a Chile en su zona roja. Los pupilos de Lemoine sentían el golpe letal y no pudieron levantarse más.

Serios errores de manejo desencadenaron el enojo de Lemoine y su staff ya que sus dirigidos alteraron el plan de juego planteado, cometieron todos los penales que habían obviado en la primera mitad, incluso quedando con uno menos por amarilla para José Ignacio Larenas (68’).

Poco a poco, Los Cóndores fueron retrocediendo en el campo, sin reacción, y con Namibia aprovechando un penal para ir al line y proponer un Maul. El movimiento táctico terminó en try apoyado por el hooker Louis van der Westhuizen (63’), con soberbia conversión desde la banda de Swanepoel, para reducir la distancia a solo cinco puntos.

Los Cóndores dominaron durante casi todo el partido a Namibia, que levantó una derrota parcial de 7-26 y, a partir de una intercepción, construyó un triunfo por 28-26, impensado por cómo se daba el partido. 10 minutos fatales que el equipo chileno no pudo sacudirse, sumando su tercera derrota en los test preparatorios para la RWC Francia 2023.

Los Cóndores controlaban sin mayores problemas a Namibia. Eran superiores y ganaban con merecimientos con dos tremendas jugadas que terminaron con los tries de Rodrigo Fernández (13’) e Iñaki Ayarza (17’), y el pick and go de Martín Sigren (38′), los dos primeros ratificados por Santiago Videla. Pese al aviso y descuento de JC Greyling (20’), con conversión de Tiaan Swanepoel, Chile se fue al descanso arriba por 19-7 y daba el golpe que parecía definitivo con el ensayo apoyado por Domingo Saavedra (56’), rompiendo por la banda, y dejando el marcador 26-7, tras la conversión de Videla.

Es increíble como una sola acción puede dar un vuelco total a un partido. El try de Saavedra entusiasmo aún más a los chilenos que se fueron de inmediato en un nuevo y feroz ataque. Sin embargo, y cuando parecía que llegaba el quinto ensayo, agazapado esperaba el fullback, Divan Rossouw (59’) para interceptar un pase en campo propio y apoyar en solitario bajo los postes, con conversión del fly africano.

La acción fue un estímulo inversamente proporcional para ambos cuadros. Mientras Namibia creció y comenzó a jugar mostrando todo lo que no hizo en 60 minutos de partidos y metió a Chile en su zona roja, los nacionales sentían el golpe, duro, letal y no pudieron levantarse más. Comenzaron a cometer todos los penales que habían obviado en la primera mitad, incluso quedando con uno menos por amarilla para José Ignacio Larenas (68’).

 Poco a poco, Los Cóndores fueron retrocediendo en el campo, sin reacción, y con Namibia aprovechando un penal para ir al line y meter un maul terrible para el alma nacional apoyado por el hooker Louis van der Westhuizen (63’), con soberbia conversión desde la banda de Swanepoel, para reducir la distancia a solo cinco puntos.

Fueron diez minutos fatales para el seleccionado que vio como, solo un par de minutos más tarde, la segunda línea Adriaan Ludick (68’) marcaba el cuarto ensayo de Namibia para emparejar el marcador y, tras la conversión del fly africano, pasar arriba por 28-26, algo impensado solo algunos momentos antes.

Un Chile golpeado intentó recuperar su línea de juego perdida. Santiago Videla (73’) trató de recuperar la ventaja con un penal desde casi media cancha y frente a los postes, pero desvió su remate. El equipo siguió buscando ganar el partido y metió dentro de sus 22 a los africanos que lograron pescar un balón y mandarlo afuera del campo sellando una increíble derrota para los Cóndores.

“Tuvimos 60 minutos de partido muy buenos”

Una inentendible derrota y duro golpe anímico ante un cuadro que se vio asequible para unos Cóndores que dominaron por casi 70 minutos.  A veces de las derrotas se puede aprender más de las victorias. Sin duda, esta caída ante Namibia permitirá sacar muchas conclusiones: la más importante sería ser fiel al plan de juego, el cual será determinante durante la competencia mundialista.

Lo lamentable es que se perdió ante un equipo que no fue superior y que está a solo unos peldaños por sobre Chile en el ranking mundial (24º).

“Tuvimos 60 minutos de partido muy buenos. Debemos corregir y aprender a cerrar estos partidos. Debemos analizar los 10 penales que cometimos y que fueron parte de esa ansiedad que no pudimos controlar”, apuntó Nicolás Bruzzone, parte del staff técnico dirigido por Pablo Lemoine.

Uno de los aspectos que será importante mejorar de cara a Francia 2023 es el factor anímico. Chile se vió muy ansioso en el complemento al verse expuesto defensivamente. Una actitud que en la Copa del Mundo puede pasar la cuenta. ¿Cómo cree que el colectivo que debe manejar la ansiedad?

“Estamos viviéndolo y aprendiendo cada día a cómo manejar esa ansiedad. Es sin duda un desafío que debemos enfrentar y lo estamos viendo paso a paso en el momento. No hay mejor fórmula que vivirlo. Las lecciones las aprenderemos todos los días y ténganlo claro que estamos dando nuestro 100%, no nos estamos guardando nada”, expresó también el jugador Tomás Dussaillant en zona mixta.

“Debemos aprender en cómo cerrar el partido y respetar el plan de juego. Debemos también evitar los errores que nos quitaron la victoria. Esta es una derrota que duele y hay que vivirla. Sentíamos que estamos para ganar y no lo hicimos”, agrego Dusa.

Lo que viene

Ahora, el técnico Pablo Lemoine anunciará, este lunes por la tarde. 33 jugadores  irán a la Copa del Mundo de Francia 2023. Posteriormente, comenzarán los preparativos para el viaje a Temuco y despedida de suelo nacional ante Argentina XV.

Luego de eso, la comitiva nacional comenzará su desembarco en Europa desde el 29 de agosto. El 10 de septiembre harán su estreno mundialista en el grupo D antes selecciones que juegan de manera distinta. El “grupo de la muerte” del Mundial que conforma Chile tendrá a 4 equipos que están en los primeros 15 del mundo.

Japón juega un rugby muy veloz, muy dinámico. Samoa juega un juego totalmente físico, en donde te desgastan físicamente. Inglaterra juega un rugby muy cerebral, donde pueden jugar veloz, después físico y después a lo que quieran. Lo mismo que Argentina. Exámenes durísimos que marcarán un precedente en el destino del rugby chileno y en las carreras deportivas de un plantel.

Vea también

Diego Escobar aterrizó en un grande del rugby francés. El hooker chileno cerró  un contrato de tres años con el Racing 92, club que compite en el Top 14, la máxima categoría del rugby galo. El formado en COBS...