Desafiar la gravedad y los propios límites es la meta de muchos deportistas amantes de la escalada.  Hacer esto sin casco y sin medidas de seguridad es para algunos casi inimaginable. Hoy te mostramos la historia de Alex Honnold, el primer escalador en llegar a la cima de una montaña sin resguardos ni cuerdas.

PD Chile

Alex Honnold es un escalador estadounidense. En su palmarés, ostenta varios récords de velocidad en ascensiones. El último de ellos fue toda una hazaña. Se convirtió en el primer hombre en escalar 3000 pies en una montaña sin utilizar cuerdas.

El escalador profesional y atleta de The North Face, hizo historia en el deporte outdoor tras ser el primero en subir una de las caras de los montes Watkins llamada El Capitán, en el Parque Nacional Yosemite sin líneas ni elementos de seguridad en caso de caer.

Honnold desafió de nuevo a la montaña escalando 3.000 pies (914 metros) y rompiendo el record mundial del escalador líder Burj Khalifa, en menos de cuatro horas (02:23:51). El estadounidense hizo su ascenso, solo con la mochila sobre su espalda y una pequeña bolsa de magnesio para sus manos.

El estadounidense, que en fines de marzo estuvo en Chile para el The North Face Master de Boulder, llegó a la cima a las 9:28 de la mañana del sábado 3 de Junio, convirtiéndose en la primera persona en la historia en subir una montaña  sin elementos de seguridad y confiando netamente  en su vasta experiencia en este tipo de ascensos, la cual lo ha consagrado como el mejor exponente de la historia en esta disciplina.

El hombre sin miedo

Alex Honnold comenzó a trepar las paredes a sus once años de edad. A los 18 años, abandonó sus estudios de ingeniería en la Universidad de Berkeley, California para dedicarse a su gran pasión.

Desde ese entonces, Honnold hizo un cambio en su vida que ha sido determinante para llenar su pasión: vive en una camioneta, por lo que gasta menos de mil dólares al mes. Esto le permite hacer ascensos todo el tiempo, en cualquier momento y lugar.

Según señala un estudio publicado por la revista científica Nautilus, Alex Honnold no experimenta miedo como el resto de los mortales e incluso tendría una mayor secreción de dopamina en sus amígdalas, glándula que secreta el temor en las personas,  a la hora de someterse a situaciones extremas.

Sin duda, un hombre fuera de serie y único en su especie que espera seguir rompiendo récords y dando el ejemplo de que los miedos sí se pueden vencer.