La ropa de natación es un tipo de ropa de deporte específicamente concebida para nadar, actividad que exige un buen equipamiento para practicarla con las debidas garantías. Comprar ropa de natación de calidad es una inmejorable inversión, debido a que aporta comodidad, es funcional, proporciona seguridad, permite alcanzar un rendimiento idóneo y protege de los rigores del clima. La natación es un deporte acuático que consiste en el desplazamiento de una persona en el agua, sin tocar el suelo, usando los brazos y las piernas, sobre o bajo el agua. A diferencia de otros animales que se impulsan en el agua de forma instintiva, los seres humanos no nadan instintivamente, por lo que la natación es una habilidad que debe ser aprendida.

Por ello, el ser humano ha tenido que desarrollar una serie de movimientos corporales y brazadas que le permiten impulsarse en el agua con potencia y velocidad, movimientos y estilos en los que se basa la natación competitiva como deporte.

Actualmente la natación es uno de los deportes más practicados en el mundo, como deporte de competición y como actividad lúdica por sus numerosos beneficios para la salud. Veamos la ropa y el material necesario para practicar la natación:

Traje de baño: el traje de baño es una prenda de vestir, utilizada por pudor o higiene, diseñada específicamente para ser usada en actividades relacionadas con el agua, como nadar, bañarse o tomar el sol en lugares públicos como playas, ríos o piscinas. El traje de baño para natación es diferente del utilizado para tomar el sol, ya que su principal función es ofrecer una menor resistencia en el agua, por lo que se emplean tejidos especiales y diseños que cubren las piernas y los brazos, puesto que resultan más hidrodinámicos que los bañadores convencionales. Los hombres utilizan trajes de baño ceñidos al cuerpo semejantes a los pantalones cortos de los ciclistas, mientras que las mujeres utilizan trajes de baño de una sola pieza. En ambos casos se emplean diseños con las últimas tecnologías a fin de minimizar la resistencia hidrodinámica, con tejidos como la lycra o el spandex.

Gorro de natación: el gorro de natación se utiliza tanto para competiciones como para natación recreativa, y puede estar hecho de silicona, elastán, latex o lycra. El gorro de natación cumple varias funciones y sirve para que la piscina no se llene de pelos, para que el pelo se mantenga relativamente seco, para reducir el daño que ocasiona el cloro al cabello, para reducir la fricción y mejorar la hidrodinámica del nadador, para mantener la cabeza del nadador caliente y por motivos de higiene. Este último motivo, preservar la higiene, hace que su uso sea normalmente obligatorio en la mayoría de piscinas.

Gafas de natación: las gafas de natación protegen los ojos del agua y el cloro, así como de posibles partículas que haya en el agua. Para nadar en piscinas al aire libre o en el mar existen gafas de natación con las lentes oscuras para contrarrestar el brillo del sol. También se pueden conseguir gafas graduadas con prescripción oftalmológica para aquellos nadadores que tienen problemas de visión y usan lentes correctivas.

Sandalias: las sandalias o chanclas son un tipo de zapato abierto, el cual deja los dedos del pie al descubierto y el talón libre. Las chanclas para piscina generalmente están hechas de material plástico o similar, y se usan para desplazarse en torno a la piscina, por comodidad, por seguridad para evitar resbalones en el piso mojado y por higiene, para evitar contagiarse de hongos en piscinas o duchas.

Albornoz o bata de baño: las batas de baño usualmente están hechas tejidos cálidos y absorbentes, y se utilizan antes de nadar y después de salir de la piscina, mientras el nadador todavía está mojado, sirviendo de esta manera como toalla y como prenda informal para usar alrededor de la piscina.

Traje de neopreno para nadar: para nadar en el mar cuando la temperatura del agua es baja, se suelen emplear trajes de neopreno de natación, también conocidos como wetsuit, similares a los empleados en surf, buceo y windsurf pero diseñados específicamente para nadar. Para ello, están diseñados para permitir gran amplitud de movimiento a los brazos y cuentan con zonas de flotabilidad diferencida mediante el empleo de distintos materiales, para favorecer una posición más hidrodimámica. Las ventajas que tiene el traje de neopreno es que ofrece aislamiento térmico, protege de la abrasión y favorece la flotabilidad, lo que redunda en una mejora de las prestaciones del deportista en el agua.