Everton de Viña del Mar dio la sorpresa en la jornada sabatina de la fecha 23. Los ruleteros golearon por cuatro goles a cero a Unión La Calera. Con el triunfo, el cuadro de la ciudad jardín alcanzó 21 puntos y queda con esperanza de cara al epilogo del Scotiabank 2018. Los caleranos no pudieron hacer su juego ofensivo característico durante gran parte del cotejo.

PD Chile

El Lucio Fariña Fernández fue una fiesta. Cerca de 4800 personas asistieron al reducto quillotano para vivir el choque entre Unión La Calera y Everton de Viña del Mar. Por un lado, los cementeros querían darle caza al puntero (UC). Mientras que los oro y cielo necesitaban urgentemente el triunfo para sumar puntos importantes en la lucha por la permanencia en primera división.

Los viñamarinos reafirman el gran presente futbolístico que vienen mostrando desde hace un par de fechas. El once oro y cielo juega bien desde hace fechas pero los resultados no los acompañaban. En la fecha 22, goleó por cuatro goles a cero a Colo Colo y ayer apeló a mantener ese envión anímico y anotador.

La cuenta se abriría a lo 32 minutos cuando Juan Cuevas anotó desde los 12 pasos. En la jugada siguiente, Jonathan Andía tendría la opción más clara para los caleranos mandando el esférico al vertical izquierdo de Cristopher Toselli.

La lluvia de goles vendría en el complemento. Fue letal desde medio campo hacia arriba. Con ataques construidos y gran despliegue físico de Patricio Rubio. El Pato arrastraba marcas, pivoteaba de primera y picaba hacia el centro o hacia los costados. Dicha labor ofensiva le traería réditos. A los 53 minutos, sus pies decretarían el 2-0 tras aprovechar un rebote en el área.

Con dos goles abajo, el cemento no se podía mezclar. Ni José Pablo Monreal, ni Álvaro Césped; ambos desde el banquillo, no pudieron solucionar la tromba ruletera. La ventaja se estiraría aún más.

A los 67 minutos, Patricio Rubio habilita a Diego Orellana para decretar el 3-0. La estocada final vendría siete minutos más tarde cuando el mexicano Oscar Salinas anota un verdadero golazo para desatar la alegría oro y cielo en la capital de las paltas.

“En el global fuimos justos ganadores”

En zona mixta, pocos jugadores caleranos enfrentaron los micrófonos. El ánimo no era el de los mejores. Saben que dejaron escapar una gran chance de alcanzar al líder y por ahora Víctor Rivero tendrá que redirigir los objetivos.

Mientras pasaban los cementeros, en el medio de zona mixta, Javier Torrente daba su análisis de la gran goleada de su equipo. Everton suma 16 goles en tres semanas. 4 goles a Colo Colo, 8 goles en dos amistosos durante el párate y ahora, 4 dianas más. Un gran rendimiento ofensivo que hace soñar a todo la hinchada viñamarina.

“Cada pase, cada metro recorrido, cada disputa de balón; es clave para terminar el semestre donde queremos que es permanecer en primera división. Nada termina hasta que se termina. Hoy seguimos en una lucha y compromiso del equipo por estos colores que termine positivamente el día 2 de diciembre”, expresaba con cautela Javier Torrente tras ser consultado por las últimas tres semanas goleadoras de su equipo.

“Son 6 puntos importantes y claves para nosotros para lo que pretendemos. Mantener este nivel es mérito de nosotros gracias a las tres semanas que hemos trabajado durísimo. Fuimos a la playa, trabajamos doble turno y esto lo sacamos adelante porque tenemos corazón y tenemos huevos”, expone ante los micrófonos uno de los anotadores, Diego Orellana.

En tanto en Unión La Calera apuntan a poner los pies en la tierra tras la derrota. “Venimos casi todo el año sin fallar como fallamos hoy (ayer) y es difícil. Sabemos la calidad que tenemos, hay que trabajar mucho para eso. Somos jugadores, somos personas. Podemos cometer errores como todos. Hoy nos equivocamos y tenemos que levantarnos para el próximo fin de semana”, apuntó Álvaro Césped.

“No nos encontramos como equipo ni pudimos conectar con lo que jugamos siempre”, agregó el calvo defensa cementero.

Por otro lado, Víctor Rivero, técnico de Unión La Calera se mostró disconforme e inquieto ante el asedio de la prensa deportiva en zona mixta. El estratega fue expulsado cuando sus dirigidos se iban a los vestuarios tras tener un fuerte entrevero con Patricio Rubio en donde el ex wanderino toreó al ariete con el descenso.

“A él le mostraron amarilla. A mí me expulsaron. Lamentablemente no pude dirigir el segundo tiempo y hoy lamentablemente no estuvimos como equipo. La derrota pasó netamente porque no estuvimos en el partido”.

Rubio, la figura

Por último, destacamos la gran performance de Patricio Rubio. El 9 oro y cielo fue un incordio constante para la zaga cementera: se inventó un penal para que Cuevas abriera la cuenta al minuto 32; dejó a su rival sin técnico para el complemento; firmó el segundo tanto y asistió a Orellana en el tercero. Desequilibrio total del ariete que ya lleva 11 goles en este torneo.