Ayer, el equipo que dirige el bielsista Claudio Vivas vapuleó por tres goles a cero a los hispanos en el duelo de ida por la segunda fase de Copa Sudamericana. Con la goleada, los pupilos de Fernando Díaz quedan muy condicionados en la serie de vuelta que será el próximo martes en el Nacional de Lima.

PD Chile

En el fútbol, dicen que los malos momentos se pasan con trabajo. Desde hoy, los rojos de Independencia deberán trabajar y mucho para así tener alguna opción de revertir la serie por 3 a 0 en Lima el próximo martes

5679 personas soportaron los 5°C para ver a ambas escuadras. Sporting Cristal aterrizaba en Santa Laura con un planteo 4-3-3 muy amplio y ataque directo. Unión Española salía a la cancha con el esquema de memoria estelar: 4-4-2.

Los 11 hispanos comenzaron con fluidez los primeros cinco minutos del encuentro. Sin embargo, un contragolpe de los peruanos termina en un disparo desde fuera del área. La pelota pega en el travesaño y Diego Sánchez queda muy mal ubicado tras el incómodo testazo. El Mono queda clavado en el piso y queda atónito con los brazos en alto pidiendo explicaciones tras ver como Cristóbal González le ganaba la posición a Ezequiel Palomeque y abría la cuenta para la visita (1-0)

El balde de agua fría seguiría para el local, ya que Sporting Cristal dominaba todos los pasajes del partido y golpeó en los momentos más indicados con contundencia y clase. Tras la apertura del marcador, los hispanos siguieron en búsqueda del empate. Sebastián Varas y Mauro Caballero se creaban ocasiones, pero el meta Patricio Álvarez estuvo imponente en la valla de los celestes.

La APP que ayudó a la goleada celeste en Santa Laura

Increíblemente, Unión buscaba romper el arco desde los costados con un 9 de área. Mauro Caballero se perfilaba hacia los extremos para buscar con centro a algunas de las torres ibéricas. Este argumento casi tendría efecto en la cabeza de Ezequiel Palomeque. No obstante, Álvarez nuevamente sería una muralla.

Ya en el segundo tiempo, Unión intentó abrir la cancha con el ingreso de Víctor Méndez y Nicolás Mansilla. No obstante, la poca claridad de sus volantes hizo imposible esta misión. “Tuvimos mucha superioridad numérica en ataque. Ellos en el segundo tiempo fueron a buscar el partido y nuestros volantes estuvieron precisos”, exponía Claudio Vivas en torno a la lectura de su rival.

El ímpetu de Unión por empatar las cosas se esfumaría a los 60 minutos de partidos y en cuestión de 10 minutos. El argentino Christián Ortiz sentenció el partido con dos golazos. El primero a los 62 con un remate de zurda que se coló en el ángulo de Sánchez y el segundo a 72´esta vez con su pierna menos hábil.

El marcador ya estaba 3 a 0 y los jugadores de Unión sólo corrían esperando a que se terminase el encuentro. Los ibéricos quedan muy incómodos de cara a la vuelta ya que deberán verse las caras en Lima ante un Sporting Cristal que ante su gente se agranda, tiene eficacia y oficio copero.

“No estamos en déficit”

Caras largas habían en todo el camarín hispano. Fernando Díaz enfrentaba a los micrófonos y esperanzado declaraba poder dar vuelta la serie: “Es un resultado fuerte para nosotros, vamos a ir a luchar allá, pero es un resultado importante para el rival. Pudimos marcar en el primer tiempo, pero no pudimos. Después del segundo gol nos desordenamos y el rival lo hizo bien. Ellos tienen una virtud, que son los tiros de Ortiz. Le dimos espacio para patear”, expuso el Nano Díaz.

En Independencia no hay tiempo que perder y muchas cosas que afinar de cara a los próximos partidos venideros. El próximo martes, Unión se juega la vida por seguir en el plano internacional ante los celestes en el Nacional de Lima y luego, visitará San Carlos de Apoquindo el 2 de junio para enfrentar a Universidad Católica.

Estos dos encuentros cerrarán el semestre y vendrán las conclusiones o análisis de esta primera parte del año que para el hincha hispano estuvo al debe e incluso los más estadísticos apuntan a que los pupilos del Nano Díaz están en un déficit colectivo debido a su “timorata” propuesta futbolística e irregularidad.

“No estamos en déficit. Estamos terceros en la tabla y venimos de ganar dos partidos seguidos ante La Calera y la de U de Conce”, responde Díaz.

Cabe señalar que antes de aquellos dos partidos mencionados por el entrenador, Unión recibió 9 goles por el torneo local. Además, anoche, los hispanos tuvieron 12 tiros de esquina y ninguno de ellos tuvo efectividad considerando la gran estatura que las tres torres que tiene dentro de su plantel.

“Nos faltan elementos y jugadores que nos permitan suplir algunas falencias que tenemos en ataque”, reconoce el Nano.

Falencias que podrá ajustar antes de la segunda rueda y con las conclusiones que deje estos dos últimos partidos de “vida o muerte” para todo el cuadro de colonia.