Los Cóndores XV apuestan al largo plazo

Este fin de semana se desarrolló la última fecha del Americas Rugby Championchip. El 6 naciones americano pisó nuevamente tierras maipucinas. El Santiago Bueras de Maipú albergó el choque entre Argentina XV y Condores XV. Los trasandinos vapulearon a la roja del rugby con un marcador 85-10 y son los ganadores de una nueva versión del Americas Rugby Championchip. Tras la derrota, llegó el tiempo de los análisis y proyectar lo que viene.

PD Chile

“Lo mejor está por venir”, dice el refrán. Lo cierto es que Chile terminó último en el 6 naciones americano porque perdió todos sus partidos. 71-8 contra Estados Unidos, 20-5 contra Uruguay, 56-0 contra Canadá, 15-10 contra Brasil y 85-10 contra Argentina; fueron las cinco derrotas en de los dirigidos por Pablo Lemoine. Los choques fueron  ante estructuras que ya vienen tomando en serio el alto rendimiento en la ovalada.

A su llegada, Pablo Lemoine afrontó de inmediato el amistoso con los All Blacks Maoríes a su llegada, por lo que pidió tiempo y espacio para armar una selección competitiva en el ARC. No obstante, la estadística no fue favorable para el oriental. Aún así, el análisis de Lemoine es positivo pese a ser colistas.

Fotos: Víctor Montalva

“Los jugadores han evolucionado en lo físico. Han hecho un cambio desde los 4 meses que llegamos. Los chicos no tienen en su ADN el ritmo de juego ni la agresividad que tiene el rugby internacional. En Chile no lo estamos teniendo porque no se desarrolla el torneo para la formación de jugadores a este nivel”, analiza el head Coach de los Cóndores XV, Pablo Lemoine.

“El trabajo más duro es el cambio de cabeza que hay que aplicar. Todo el trabajo físico y mental que hacen los chicos, tratar de meterlo en la cancha. Con los equipos más físicos como fueron Estados Unidos y Argentina fue donde peor nos fue”, agrega el uruguayo.

Además, el ex técnico de Uruguay y Alemania evidenció que para ser competitivos se necesita un proceso de al menos cinco años para poder hacerle frente a los rivales directos como son Canadá, Brasil y Estados Unidos.

Pablo Lemoie, Head Coach de Cóndores XV

“El alto rendimiento empezó en Sudamérica y Norteamérica hace trece o 14 años.  Estados Unidos siete u ocho, Canadá nueve y en Brasil hace cinco. Ellos son nuestros competidores directos. La comparativa y conclusión es rápida y fácil: si no trabajamos más tiempo, es imposible poder jugar a la par con Canadá, Estados Unidos o Argentina. Los chicos deben tener claro que es un proceso y ellos son parte de esto. Deben ser capaces de resistir derrotas duras y volver a entrenar”, apunta.

Entrenamientos a primera hora (7 AM) y mucho jugador joven que tuvo que congelar sus estudios o sacrificar vacaciones para asistir a los entrenamientos son algunos de los puntos altos de la camada de Cóndores XV y que dan apuntan a que el rugbista chileno tiene de hambre de campeón.

“Este es un proceso que recién comienza. Hay mucho jugador joven que no había experimentado estos test match antes. Hay que darle tiempo y paciencia porque hay muchas ganas. Lo positivo es el sacrificio que cada jugador entrega por su selección. Somos jugadores que no estamos profesionalizados y lo dimos todo”, expone el Mauricio Gómez, jugador de Old Lions de Antofagasta y radicado desde enero en Santiago para ser parte de los Cóndores XV.

“Se nota que están haciendo cosas distintas en la manera de entrenar. Estamos entrenando 4 a 5 veces en la semana en doble turno. Se están haciendo sacrificios que antes no se hacían. Estamos empezando un proceso por el buen camino”, complementa esta vez el pilar Beltrán Vergara.

Foto: Víctor Montalva

El proceso de los Cóndores XV tiene como gran objetivo la Liga Profesional Sudamericana 2020. Para ello, Lemoine continuará su proceso con una nueva edición del Sudamericano y la ventana internacional de junio donde espera sumar a chilenos que juegan en el extranjero, donde destaca Pablo Huete, de buen presente en el Angouleme de la segunda división francesa. Cabe destacar, que Chile es una estructura completamente amateur y donde ningún jugador recibe honorarios por jugar.