Un empate que deja soñar

Fuente: www.udechile.cl

Universidad de Chile empató 1-1 con Racing de Avellaneda en la fecha 2 del Grupo E de la Copa Conmebol Libertadores. David Pizarro (10´) abrió la cuenta para los azules mientras que Alejandro Donatti (23´) emparejó la situación de tiro libre para la Acadé. Ambos equipos esperan el desenlace de Cruzeiro y Vasco de Gama que juegan hoy a las 21.45 en Bello Horizonte.

PD Chile

“Se hizo lo posible para poder ganar el partido. Falta ese cachito de fortuna que a veces te hace desnivelar cierto resultado. Este plantel está muy comprometido y con la cabeza bien puesta. Estamos respetando los roles que nos indica Guillermo y sobre todo la humildad que es lo más importante”, expresaba el autor del único tanto azul, David Pizarro.

Pek logró abrir la paridad tras una jugada que comienza en Gonzalo Jara, pasa por Gonzalo Araos. El ex antofagastino habilita a Soteldo para que este se escape en velocidad. El chamo remata al bulto del arquero y la pelota rebota.

Es allí cuando el Fantasista viene con toda su caballería y logra puntear el balón antes que los defensas racinguistas, abriendo la cuenta para el Romántico Viajero ante 45.000 almas, desatando la esperanza y el grito de lucha para pelear en Copa Libertadores. Gol 200 para la U en los pies del petizo medio campista

Luego de eso, Universidad de Chile seguía mordiendo en ¾ de cancha con una presión altísima. Los de la Acadé no encontraban los espacios para salir. Por momentos, el partido parecía sentenciado. En cualquier momento llegaba el segundo gol.

Sin embargo, una falta cerca del área le daría la chance al cuadro de Avellaneda para igualar el cotejo. Alejandro Donatti embocaba el esférico por debajo de la barrera azul y generaba molestia en Herrera quien golpeaba su palo izquierdo pidiendo explicaciones.

El fuerte del cuadro argentino era la pelota parada. Desde ese recurso le hizo cuatro goles a Cruzeiro y  ayer en Ñuñoa, nuevamente volvió a funcionar.

Luego de gol, la contienda fue una batalla donde las simulaciones por parte trasandinos abundaban. Ya en el epílogo, ingresan Isaac Díaz y el Nico Guerra para buscar el milagro azul a sólo cuatro minutos del final. 1-1 terminaría la gesta y en el plantel azul sacan sonrisas tenues.

“Nos vamos tranquilos porque lo importante siempre es sumar. Ya sumamos cuatro puntos y estamos en un grupo muy complicado. Es fundamental seguir en esta senda. A ratos del partido pudimos complicarlos bastante”, exponía en zona mixta Mauricio Pinilla.

“Con el pasar de los partidos iremos mejorando y seguramente sacaremos mejores resultados que este. Llevamos en dos partidos cuatro puntos. Si no se gana, no se pierde. Debemos ir ganando puntos en el camino. Tenemos un partido más en casa y luego debemos ir afuera. Será lindo. Creo que el equipo va mejorando de a poco y se hace cada vez más fuerte”, agregó el delantero.

“Hoy tuvimos 6 o 7 situaciones claras de gol que no pudimos convertir pero por lo menos las generamos. Los 20 o 22 minutos que nos quedamos con 10 hombres, tuvimos que hacer un gran esfuerzo. El equipo tuvo los méritos para llevarse los tres puntos. Me quedo con eso”, declaraba paralelamente a Pinilla el técnico de Racing, Chacho Coudet.

“Hicimos un gran juego. Nos quedamos con un hombre menos a los 25 minutos y eso hizo que le cediéramos la pelota a ellos. Pese a eso nos sentimos muy cómodos porque recuperamos lo que perdimos en la SuperLiga el último fin de semana. Hoy fuimos muy protagonistas y nos creamos muchas oportunidades. Manejamos los tiempos pese a lo cortado del juego producto del árbitro”, agregaba esta vez Lautaro Martínez.

Visiones distintas en ambos cuadros pero que dejan en entrelíneas una conclusión: el grupo de la muerte está abierto y aún hay mucho paño por cortar.

La U deberá mejorar en los próximos partidos coperos su precisión en los pases y efectividad en el área. Soteldo agarra ritmo pero aún no llega a su mejor versión. La salida azul debe ser más corta.

Racing salió muchas veces frontalmente y con sólo 3 toques. En tanto, el cuadro bullanguero se enredaba con casi cinco toques y es allí donde Centurión robaba el balón, rearmando la carga argentina. Deben mejorar considerablemente este punto.  No deben pasar sustos en una zona tan delicada como es el medio.

Ante Curicó Unido podrá rearmar el puzzle y probar variantes más ofensivas que le permitan en duelos decisivos tomar decisiones acertadas y al tiempo justo. La Copa Libertadores se gana en el aquí y ahora.