Llegar a la meta para algunos es sinónimo de alegría, trabajo y entrenamiento. Para los más de 2500 competidores que participaron en la Reebok Spartan Race, es más que eso. A continuación te mostramos algunas impresiones de lo que sintieron aquellas personas tras finalizar la dura prueba de resistencia.

PD Chile

Nos instalamos en la llegada de esta gran prueba de resistencia y las imágenes son emocionantes y repetitivas. Brazos al cielo en señal de agradecimiento, selfies por aquí y por allá e incluso lágrimas de alegría son algunas de las postales.

Aquí te mostramos algunas impresiones de los más de 2500 espartanos que terminaron exhaustos pero con una sonrisa de oreja a oreja esta nueva edición de la Reebok Spartan Race.

“Fue una carrera muy difícil. Voy corriendo con más de 23 kilos de equipo. Espero hacer la trifecta. Ya llevo 8 corridas representando a los Bomberos de Chile”, cuenta extenuado Aldo Soto del Cuerpo de Bomberos de Peñaflor.

Soto corrió el circuito de 15 km con los bototos y estanque de oxígeno de su compañía.

“Aprovechen de hacer deporte. Es gratis y muy bueno para salud”, recomienda el bombero antes de pasar por la estación de hidratación.

 

“Estoy muerta. En mi vida había hecho ejercicio, pero lo logré, me superé”, cuenta exhausta Gabriela.

Con 24 años y una vida sedentaria, se atrevió: “Esto es auto superación totalmente. Si uno se lo propone, se puede”.

“Entrené ene, todo el año. Me he sacado la cresta y valió la pena, me siento super bien”, expone tras cruzar la meta la competidora Daniela Peña.

“Todos podemos, desde el más flojo al más atlético. Todos podemos porque tienes las ganas de hacerla”, sentencia Peña.

Y tú, ¿Te anotarás en la próxima Reebok Spartan Race?