En un partido en el que Everton llegaba al Bicentenario de La Florida con la tremenda ilusión de superar a Audax Italiano y de paso alcanzar la punta del torneo, finalmente los “ruleteros” se quedaron con un duro revés al perder inapelablemente por 3 a 0 ante los Itálicos que hicieron un partido pragmático e inteligente. Los oro y cielo nunca bajaron los brazos pero se quedaron sin esa vitamina esencial para dar vuelta el resultado.

PD Chile

Pablo “Vitamina” Sánchez salía de Viña sabiendo que esta era la ocasión propicia para agarrar la punta del torneo después del empate de Unión con la U. de Chile del sábado. Ganar, tres puntos y arriba.

El técnico propuso un partido fiel a su estilo, cuidando el balón, lateralizando e hilvanando jugadas con Mugni, Cuevas y Rubio para llegar al arco itálico.  Así los primeros 15 minutos tenía a los “oro y cielo” como protagonistas e inclinando la cancha hacia el arco de Nicolás Peric.

En el primer cuarto del partido, Audax equilibraba el juego, esperaba y aprovechaba los contragolpes gestados por la banda  izquierda con Campos Toro y  Bryan Carrasco por derecha, quien dicho sea de paso tuvo una actuación soberbia desatacando en todas las facetas del juego.

Fue el jugador del partido y en una jugada en la que participa,  nace el primer gol de Audax  a los 19´ con un tiro de Matías Campos Toro que con intensión de centro se coló en el ángulo de Lobos. Sin duda un hermoso gol que estará en los rankings de la semana.

Everton intentó recuperarse y siguiendo la línea de su DT no se desesperaba tratando de volver a controlar el juego y Salinas tuvo el empate en una palomita que no logró conectar la red.  Un movedizo Exequiel Cuevas trataba de romper el cerco audino y en la media hora los ruleteros aumentaban su presencia en el área.  Pablo Sánchez pedía más rapidez desde el borde de la cancha.

Bryan Carrasco corriendo por toda la banda y siendo un problema sin resolver para la zaga viñamarina estuvo a punto de aumentar el marcador al recibir en plena área.

Justó ahí vendría un minuto fatídico para los Oro y Cielo cuando en una jugada intrascendente en la salida evertoniana, el defensa Francisco Venegas juega hacia atrás con el arquero Lobos quien yerra el control,  pasa el balón  y Santos no tiene más que empujarla en la línea para convertir el  2 a 0 para Audax Italiano.

Fue un duro golpe que Everton intentó revertir con el aliento de su hinchada que vino en masa a Santiago y que estuvo a punto de descontar en los pies de Rubio que tapó Peric.

Los viñamarinos sintieron el golpe y el equipo se desdibujó en los últimos 10 minutos. La responsabilidad no sólo fue del arquero Eduardo Lobos sino también compartida con el zaguero que corrió un riesgo innecesario al jugar hacía atrás en cancha sintética.  Así se fueron al descanso

Ya en el segundo tiempo, los viñamarinos seguirían intentando y los audinos esperan. Por un momento, el partido pierde fluidez. Hay mucha interrupción por parte del árbitro y el juego se enreda.

Vitamina llama a la cancha a Franco Ragusa con el fin de darle más salida, consistencia y firmeza al medio campo. Sin embargo, los itálicos seguían dominando el juego.

Bryan Carrasco era el amo y señor de la cancha. Estaba en todas. Se movía por derecha, por izquierda, por el centro. Daba ordenes a sus compañeros y ordenaba toda la salida verde.

Hasta aquel momento, Everton buscaba generar juego y romper la línea de cuatro defensores impuesta por Hugo Vilches y que tuvo a Manuel Fernández como principal pilar defensivo.

A diez minutos del complemento, vendría la estocada final para los de la Ciudad Jardín. Cristián Suarez derriba en el área a Joe Abrigo y César Deischler pita penal. Sería Bryan Carrasco el encargado de convertir desde los 12 pasos y de paso anotar su séptimo gol en lo que va del torneo y es el sexto desde el punto penal.

A cinco minutos del término, Iván Ochoa tendría la oportunidad de descontar para los Ruleteros desde los 12 pasos, tras la expulsión de Carlos Labrín por una falta a Patricio Rubio. Sin embargo, Ochoa estrellaría su potente remate en el palo izquierdo de Peric y las opciones de salvar el honor se esfumarían por completo.

Terminado el partido, los casi 1500 hinchas oro y cielo despidieron con fuertes cánticos de apoyo a sus jugadores. Señal de que la hinchada viñamarina confía aún en su equipo pese a este gran tropezón.

Con esta goleada, Audax Italiano toma confianza y se ubicó  en la quinta posición con 14 puntos. Mientras que Everton buscará aprovechar los 15 días de receso eliminatorio para volver a acechar la punta de local ante un necesitado Curicó Unido.

Reacciones

En conferencia de prensa, Hugo Vilches, se mostró contento por el marcador y valoró mucho la actitud de sus jugadores en seguir aumentando el resultado. Además se mostró motivado por el repunte que ha tenido su equipo en estas ocho fechas pero llamó a la calma y tranquilidad.

“Nos queremos enfocar en el trabajo diario. Ese es el horizonte que le queremos dar a nuestros jugadores. Hemos hecho buenos partidos y le hemos ganado a buenos rivales pero seguimos pensando que necesitamos dar más para conseguir cosas distintas para el club”, expresó Vilches.

Por otro lado, Pablo Vitamina Sánchez, destacó que pese a la derrota, su equipo siempre buscó descontar por orgullo y honor a la camiseta.

“Ví a un equipo que luchó por subsanar el error de un compañero. Creo que el primer tiempo fue mejor que el segundo y no fue para nada sencillo ya que veníamos con una desventaja clara”, comentó.

Además, tranquilizó a toda la hinchada ruletera comunicando que aún quedan fechas para seguir luchando en la punta ya que Everton debe enfrentarse a rivales directos en la pelea por el Transición.

“Estamos a tres puntos del líder. debemos enfrentar a los equipos que pelean con nosotros como son Unión Española y Colo Colo asi que la esperanza no la perdemos. Es muy difícil ser campeón invicto, en algún momento podíamos perder y debemos tener la capacidad y energía para recuperarnos. Sobre todo por la gente”, declaró Sánchez.

En tanto en zona mixta, el volante Raúl Becerra recalcó la disconformidad en el camarín oro y cielo tras la goleada.

“Estamos bien, no jugamos mal pero nos vamos en definitiva con el sabor de que no sumamos”, aclaró.

 

Por otro lado, la figura del partido, Bryan Carrasco remarcó que el segundo gol de Audax en donde Eduardo Lobos intenta salir jugando con su compañero Francisco Venegas y que terminó en el tanto de Sergi Santos; era una probabilidad que tenían totalmente estudiada desde la presión.

“En la semana trabajamos mucho la salida de ellos. Everton es un equipo que arma desde abajo su juego y lo teníamos muy claro. Sabíamos que Eduardo juega muy bien con los pies y se la anulábamos esa salida sería muy difícil porque ellos no tenían delanteros altos para aguantar el pelotazo asi que presionamos desde abajo. Eduardo dudó y nosotros tuvimos el gol”, argumentó Carrasco, quien igualó la marca de José Luis Sierra impuesta en el 2004 donde el Coto anotó 6 veces con pelotas detenidas.