Tras la fecha 13 del Transición, Colo Colo se ubica como líder exclusivo y si se dan una serie de resultados, podría coronarse campeón este domingo cuando reciba a Curicó Unido. Unión Española no pasó del empate ante el difícil Deportes Temuco, mientras que Universidad de Chile tuvo 22 minutos fatales que pueden costarle el título.

PD Chile

Audax se mete en la discusión

Los 37.351 espectadores fueron testigos de cómo los itálicos desnudaron las falencias defensivas de la U y los vapulearon por 3 a 0 en el Estadio Nacional. Los azules terminaron con 9 hombres tras las expulsiones de Vilches y Jara.

Los dirigidos de Hoyos se encontraron con el peor inicio de partido posible. Recibieron el segundo gol en contra más rápido de la historia de los laicos, luego que Ariel Martínez abriera el marcador con apenas 18 segundos transcurridos.

Foto: As Chile

Apenas un minuto después, otra salida rápida de los audinos pilló mal parada a la defensa azul. Sergio Santos se iba solo contra la portería custodiada por De Paul y Vilches lo bajó en la entrada del área. Roberto Tobar no dudó y le mostró roja directa.

Los universitarios sintieron el golpe, y a los 13 Bryan Carrasco sacó un preciso centro para un intratable Sergio Santos (la figura del partido) que definió de primera para poner 2 a 0 arriba a los de Hugo Vilches.

Los itálicos no bajaron la intensidad y a los 22 Manuel Fernández conectó un tiro de esquina, decretando así el marcador que sería definitivo.

La U no bajó los brazos, con mucho ímpetu se aproximaron a la portería que custodiaba Nicolás Peric, pero Audax cada vez que encaraba hacía ver muy mal a la zaga universitaria, que incluso pudieron convertir uno más, pero Carrasco no estaba en su tarde más fina.

Al final del primer tiempo, hubo una falta en el área contra Lorenzetti que no fue advertida por Roberto Tobar, lo que provocaría que este fuera recriminado durante el resto del partido por su actuación,

En el complemento, Hoyos intentó dar otro aire con los ingresos de Pizarro y Arancibia, dando más profundidad al ataque, pero no lograron aprovechar sus chances.

Todo se derrumbó luego de que Gonzalo Jara viera la roja tras aplaudir irónicamente a Tobar, quién no dudó en mandarlo a las duchas y dejó a la U sin centrales.

Tras el pitazo final, el desconsuelo en los jugadores era total. Varios no pudieron contener las lágrimas, sintieron que en 20 minutos se les escapó la opción del bicampeonato.

Con esta victoria, Audax se mete en la pelea por el título con 24 unidades al igual que la U. En la próxima fecha reciben a Unión en un clásico de colonias con sabor a final.

Las fatalidades de Hoyos

Concluido el partido, el adiestrador azul lanzaba “nos quieren bajar de todos lados” y de paso asumió la responsabilidad del resultado, pero sin mayor autocrítica por lo realizado en Ñuñoa.

Y es que, tras la expulsión de Vilches, el ex entrenador de Bolivia no hizo ningún cambio para recomponer la zaga y terminó pagándolo caro, pues esta se vio vulnerable durante todo el encuentro.

Siempre quedaron expuestos ante los rápidos ataques de Santos, Martínez, Faúndez y Carrasco, no ganaron casi ningún duelo individual y durante muchos momentos, Lorenzo Reyes parecía otro central.

Tras 13 minutos, la U se encontraba 2 goles abajo, el desarrollo del partido exigía la inclusión de otro central o se podían hipotecar las opciones de la punta.

Hoyos declaró su confianza en que harán una extraordinaria Copa Libertadores, pero si no mejora el funcionamiento defensivo en 3 meses más, pasarán muchos problemas cuando enfrenten a delanteras mucho más consolidadas que la de Audax.

Factor Pinilla

Una constante en el juego de la U es apostar por el pelotazo buscando un pivoteo de su delantero estrella, además de que gran parte del volumen ofensivo depende de lo que el ex Atalanta pueda realizar.

No estuvo Pinilla esta vez y se notó. Los azules se la jugaron con la misma fórmula, pero Isaac Díaz no tiene el mismo recorrido que el ex Genoa y no inquietaron demasiado al meta Nicolás Peric en el primer tiempo.

Contra la Universidad de Concepción, vuelve Pinigol y en sus pies se depositan las últimas esperanzas azules.

Santos, otra vez verdugo azul

Ya le convirtió a Universidad de Chile en el Nacional el 2016, cumpliendo de paso una destacada actuación y ahora repitió la historia.

El joven delantero brasileño fue la figura del encuentro, ganando siempre sus duelos y demostrando ser muy peligroso en el contragolpe. Se ha convertido en una de las revelaciones del Transición y su nombre ya aparece en el horizonte de equipos como Colo Colo.

Foto: espn

Por ahora lleva convertidos 4 goles, pero es el hombre que arrastra las marcas y lleva la mayor parte del peso ofensivo de Audax que se encuentra en la parte alta de la tabla.

El deja vu albo

Al igual que en el clausura, Colo Colo venció por 3 a 2 a Everton en el estadio Sausalito con un gol sobre el final, esta vez de Octavio Rivero, quedando así como exclusivo puntero del Transición.

En la previa se catalogó este partido como una final por las aspiraciones de ambos elencos y no defraudaron. En un encuentro muy entretenido, albos y ruleteros protagonizaron un duelo de infarto ante 9.005 espectadores.

Foto: Cooperativa

Valdivia (la figura del encuentro) asiste de forma magistral a Rivero, quién no pudo vencer el achique de Eduardo Lobos. Pero una serie de yerros en la salida entre Felipe Campos y Baeza, permitieron a los oro y cielo abrir el marcador a los 4 minutos, luego de que Patricio Rubio capturara un rebote que dejó Agustín Orión.

Los dirigidos esta vez por Salvatierra, no bajaron los brazos y encontraron el empate a los 18 gracias a un potente zurdazo de Julio Barroso y tras ello, ambos elencos se vieron en muy buena sintonía para generar sus ofensivas, pero sin claridad en la puntada final.

Ya en el complemento el desarrollo era similar, con ambos equipos proponiendo, aunque Everton era el que presionaba más y Colo Colo apostaba a eficientes contragolpes.

Oscar Opazo sintió el rigor del partido y tuvo que abandonar el partido por molestias musculares siendo reemplazado por el juvenil Benjamín Berríos.

A los 66, Jaime Valdés se sacó la marca de Jaime Carreño y con un potente disparó batió la débil resistencia de Eduardo Lobos, quién termino regalando el segundo tanto del cacique.

El gol significó un duro golpe para Everton que ya no presionaba con la misma intensidad, pero seguía luchando. Zaldivia entra muy fuerte a Patricio Rubio (quedando evidentemente resentido) y tras cobrar la falta, Becerra conecta un potente frentazo que deja sin opciones a Orión y emparejaba las acciones.

A partir de allí, era Colo Colo el que parecía desmoronado. Con el empuje de su hinchada y las ganas de revertir el resultado, los ruleteros se apoderaron del dominio del partido, pero sin llegar con claridad a la portería alba.

Pero Jaime Valdés juega rápido para Orellana, quién lanza una precisa asistencia a Octavio Rivero, quién de primera marca el 3 a 2 que sería definitivo y desata la locura en los cerca de 500 hinchas albos que llegaron hasta el Sausalito.

Final del encuentro y Colo Colo sigue como líder con 27, mientras que Everton se queda con 23, aun con opciones matemáticas de lograr el título, pero ya no dependen de sí mismos.

El ingrato registro de Lobos

El portero formado en los pastos de Pedrero no lo pasa bien cuando juega frente a su ex equipo. Le han convertido 24 tantos en 10 partidos, venciendo en sólo 2 oportunidades.

Foto: Camilo Zavala P.

Con Everton, parece que el registro se agrava por la trascendencia de sus actuaciones. En el apertura 2016, Lobos falló de forma grosera en el 2 a 1 parcial de los albos, luego de puñetear un balón dejando este servido para que Ramón Fernández anotara. Dicha jugada marcó el desarrollo del encuentro.

En la final de la Copa Chile, se le vio muy flojo en la apertura de la cuenta de Octavio Rivero. No tuvo nada que hacer en los otros tres tantos.

Recordada es su actuación en el último torneo, donde se quedó parado tras el tiro libre servido por Ramón Fernández y dejando escabullir el balón ante un rebote que significó el 3 a 2 de Christopher Gonzales.

Ahora el gol de Valdés engrosa la lista de yerros que tiene Lobos frente a Colo Colo, que le ha costado duras críticas en Viña del Mar.

 Factor Valdivia

Fue la figura del encuentro, cada vez que agarró la pelota se llevaba rivales y generaba faltas a favor de su equipo, pero también mostró mucho sacrificio.

Desde su retorno, el Mago ha sido aporte. Está en casi todas las acciones ofensivas de Colo Colo, deslumbra con sus pases, la forma en que se quita las marcas y ha ayudado a que otros como Jaime Valdés elevaran su rendimiento. Pero además va al piso a recuperar pelotas, incluso en su propia área, una faceta que no explotó en el pasado.

Foto: ADN

Su rendimiento era una incógnita para algunos, ya que su estado físico siempre generó dudas. Hasta el momento ha cumplido con creces, pues el partido que se perdió fue por suspensión y casi siempre jugó los 90 minutos, dejando en claro que no vino a retirarse como algunos planteaban.

El 10 albo es un jugador distinto, por eso su retorno fue aplaudido por la mayoría del medio. De paso demostró que todavía podía ser parte de la Roja, siendo fundamental.

Verdugo de sus perseguidores

Colo Colo se vio imparable cuando enfrentó a sus rivales directos en este campeonato.

Si hay algo que los hinchas albos criticaban al proceso de Guede, es la irregularidad que muestra cuando enfrenta a cuadros en el papel inferiores en calidad que debiera vencer. Lo demostró en este torneo frente a Palestino, Universidad de Concepción e Iquique.

Pero si a dos fechas del final, el cacique marcha puntero, es porque venció a sus contendores y en varias ocasiones de forma holgada.

De los 27 tantos convertidos por los de Guede, 15 fueron a los cuadros que marchan del segundo al quinto lugar de la tabla, destacando las goleadas a Audax, Unión Española y Universidad de Chile.

Un empate con sabor a derrota

Al cierre de la décima tercera fecha, Unión recibía a Deportes Temuco con la intención de seguir siendo líder y con la ambición de 4.853 almas, en su mayoría hispanas.

Foto: Camilo Zavala P.

Al inicio del primer tiempo, los hispanos fueron protagonistas: buscando por las bandas con Pablo Aránguiz y Guillermo Hauché quienes intentaban desbordar con centro rasantes para que Gustavo Canales los convirtiese en gol.

Dicha intención tendría su efecto casi al final del primer tiempo, cuando apelando a la misma jugada de Hauché, Santiago Gallucci remata y en el rebote aparece Gustavo Canales para decretar la algarabía roja.

Con el 1-0 se irían al descanso y con preocupación dado que en la celebración, al ex Universidad de Chile se le dislocó el hombro. El cuerpo médico no trastabilló y se lo volvió a encajar allí mismo.

Ya en el complemento, el Pije saldría con otra mentalidad. Dalcio Giovagnoli le daría más protagonismo a Cris Martínez por la banda izquierda y adelantaría más a Mathias Riquero quien en la primera facción se dedicó netamente a neutralizar.

El adelanto del argentino tendría su fruto: Tras un centro de Kevin Harbottle, el ex Ñublense marcaría el empate con un cabezazo. Tras la diana araucana, caras tristes y tensionadas comenzaron a nacer desde la tribuna.

El duelo creció en dinámica y emoción: Un cabezazo del guaraní, Cris Martinez y luego un potente derechazo de Hauché que se estrelló en el horizontal de Gamonal impacientaba a los fanáticos.

Para el final, los hispanos buscaron de todas las formas la victoria. Presionando la salida con transiciones rápidas y buscando el área. Sin embargo, Deportes Temuco aplicaba un cerrojo y reventaba cada pelota que acechaba el punto penal.

Con esta constante por cinco minutos,  se terminaría el partido. Los jugadores de Unión tirados caían al piso incrédulos por la oportunidad que dejaron pasar de seguir en la punta y los dirigidos de Dalcio Giovagnoli  se abrazaban por el empate que los deja mejor posicionados en la lucha por estar en alguna copa internacional.

Martín Palermo deberá ir a La Florida para enfrentarse a Audax Italiano. El Titán estará con una oreja puesta en Macul y con la esperanza que Curicó Unido logre vencer a Colo Colo para llegar con chances a la última fecha.

¿Qué resguardos deberá tomar Unión Española considerando el juego combativo centrado en la segunda pelota de los itálicos? Lo responde el ídolo boquense a continuación: “No nos va a ser nada fácil por la dificultad que implica jugar en un sintético pero me da la tranquilidad que si tomamos el partido como lo tomamos hoy, podremos sumar de a tres”, explicó Palermo en conferencia de prensa.